Un 90% de los gobiernos rechazan la cofinanciación de la PAC

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
Planasa Ajo
Mercedes Salas. Efeagro.

El Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la UE retoma hoy las discusiones sobre el documento que la CE hizo público en diciembre para reformar la PAC

PAC

Un 90% de los Gobiernos de los países comunitarios rechazan una cofinanciación de las ayudas de la Política Agrícola Común.

Un 90% de los gobiernos de los países comunitarios rechazan una cofinanciación de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) desde 2020 y consideran que no es viable, según ha constatado Bulgaria, país que ejerce la presidencia semestral del Consejo de la Unión Europea (UE).

La consejera económica de la Embajada de Bulgaria en Madrid, Mariya Yancheva afirma, en una entrevista con Efeagro, que en los debates del Consejo sobre la PAC quedan aún “muchas cuestiones que aclarar” acerca de las propuestas de Bruselas, sobre todo la que plantea dar más responsabilidad a los Gobiernos.

El Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la UE retomará este lunes, en la capital belga, las discusiones sobre el documento que la CE hizo público en diciembre para reformar la PAC —con incógnitas presupuestarias como la del Brexit— y que levantó la preocupación acerca de la cofinanciación.

Mariya Yancheva señala que la mayoría de los Gobiernos, representados en el Consejo, se han expresado en contra de cofinanciar las subvenciones, pues temen una “renacionalización” de la PAC que, en consecuencia, haga “peligrar el mercado único”.

El futuro de la PAC dependerá de las discusiones sobre su presupuesto y, precisamente la semana pasada, la CE presentó un documento sobre el marco financiero post 2020, en el que sugiere tres alternativas para las cuentas de la política agrícola (desde la estabilidad hasta un recorte del 30%).

La representante búlgara subraya que el marco financiero plurianual es una prioridad y que la presidencia insistirá en que la PAC “tenga financiación adecuada”, si bien no es el Consejo agrícola quien decidirá sus fondos.

“Por supuesto, habrá políticas o sectores que necesiten financiación suplementaria, como la migración o la seguridad, pero consideramos que el presupuesto para agricultura tiene que estar bien hecho”, según Yancheva. De lo contrario, añade “serían imposibles las metas ambiciosas que se propone el Consejo, como la lucha contra el cambio climático, garantizar el desarrollo sostenible o la seguridad alimentaria”. “Las decisiones (presupuestarias) se deben basar en el ya demostrado valor añadido de la PAC para la sociedad”, apunta, aunque sin precisar cifras.

La presidencia espera que el 19 de marzo los ministros de Agricultura aprueben conclusiones para orientar a la CE, quien presentará en junio textos legislativos para revisar la PAC.

Ya dentro de esta política, reconoce que una de las cuestiones que genera más “polarización” es la “convergencia” entre los pagos que perciben los antiguos Estados miembro y los que entraron a la Unión después de 2004 (como Bulgaria). La presidencia “hará hincapié” en el debate sobre su reparto, con el fin de que sean “justos” para los productores agrícolas de toda la UE.

Por otra parte, recuerda que este semestre la UE tiene “objetivos muy ambiciosos” en la negociación de acuerdos con México o el bloque latinoamericano Mercosur. Destaca la importancia de un pacto con Mercosur, que debe garantizar el mantenimiento de la “competitividad de los productos europeos, incluyendo la reciprocidad” en requisitos de calidad y seguridad sanitaria.

Para este semestre, la presidencia pretende avanzar en otros asuntos agroalimentarios como el etiquetado de los alimentos y condiciones igualitarias entre los países.

Mariya Yancheva ha citado también el bienestar animal, si bien en este ámbito la presidencia no prevé nuevas propuestas reguladoras pues en estos momentos debe primar “el cumplimiento” de la legislación que ya existe.