El precio del aceite de oliva se desacelera

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
GINÉS MENA. EFEAGRO

El aceite de oliva continúa moderando sus precios en origen en un escenario de escasez de materia prima e incertidumbre

precio aceite oliva

Los precios en origen del aceite de oliva se desaceleran.

Tras sufrir una caída generalizada de las cotizaciones en origen durante los últimos días, el precio del aceite de oliva va alejándose progresivamente del umbral de los 4 euros por kilo, que ya quedan algo lejos.

Algunas fuentes consultadas por Efeagro creen que los industriales están aguantando las compras aunque el escenario actual es de escasez de materia prima y de incertidumbres sobre la producción de la nueva campaña, marcada por la sequía.

De hecho, las existencias a mes de julio se situaban en 492.100 toneladas -un 6 % menos respecto a la media de las cuatro campañas anteriores-, que guardan especialmente las almazaras (317.000 t) y las envasadoras, refinerías y otros operadores (164.900 t), mientras que el Patrimonio Comunal Olivarero atesora sólo 10.200 toneladas.

El Sistema de Información de Precios en Origen (POOLred) recoge del 16 al 22 de septiembre 29 operaciones de compraventa entre almazaras y entidades comercializadoras por 1.415 toneladas y precios medios de 3,64 euros/kg.

Por categorías, el virgen extra se paga a 3,70 euros/kg, el virgen a 3,58 y los lampantes a 3,57 euros por kilo.

Descensos, por tanto, respecto a la semana anterior -del 9 al 15 de septiembre- cuando se situaban en 3,77; 3,66 y 3,62 euros/kg, respectivamente, según este Sistema de Información.

La patronal de almazaras industriales Infaoliva informaba ayer en su Observatorio de Precios que los agentes comerciales colegiados salían a comprar vírgenes extra a partir de 3,64 euros/kg; vírgenes desde 3,55 y lampantes a partir de 3,47 euros por kilo.

“El precio del aceite bajó la semana pasada unos diez céntimos de euro por kilo en origen. La mayor bajada se produjo en el virgen extra, con dieciséis céntimos de euro por kilo”, señala Asaja-Jaén en su último informe de mercado, del 15 al 21 de septiembre, que constata además que, en cuanto a las salidas, también descendieron, excepto el virgen extra, que protagonizó un ligero repunte.

En cuanto a la comercialización, destaca la buena evolución del comercio exterior -unas 826.900 toneladas de octubre de 2016 a julio de 2017-, con un aumento del 16 % respecto a la campaña anterior, de acuerdo con los últimos datos oficiales-, mientras que el consumo nacional se sigue resintiendo, al consolidarse nuevos trasvases de “oliva” a “girasol”, más barato.

El mercado interior se sitúa en lo que va de campaña (con datos igualmente de octubre a julio) en 378.400 toneladas, un 13 % menos respecto a la campaña pasada, según los últimos datos oficiales.

El panel del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) también confirma la tendencia, ya que los hogares españoles redujeron en un 11,7 % los volúmenes de aceite de oliva adquiridos durante el año móvil (TAM), que transcurrió entre julio de 2016 y junio de 2017, con 343,1 millones de litros.

El descenso en valor fue del 8,8 %, al situarse en 1.281,03 millones de euros, según el panel, y el girasol gana peso frente a los olivas en los hogares, al situarse en casi 157 millones de litros (+15 %) y más de 175 millones de euros, un 4,5 % más.

Respecto a la aceituna de mesa, en plena campaña ahora, la interprofesional “Interaceituna” acaba de hacer público el tercer avance del aforo, que va en la línea de las cifras ofrecidas por Asaja-Sevilla en la reciente XXXV Jornada de Aceituna de Mesa.

La falta de lluvias y la persistencia de las altas temperaturas están afectando muy severamente al olivar y, en consecuencia, a la aceituna potencialmente verdeable, según reconocen las organizaciones profesionales agrarias andaluzas.

En concreto, Interaceituna rebaja su aforo anterior en 25.000 toneladas y estima una producción total de 540.230 toneladas, con la siguiente distribución por categorías: 145.510 toneladas de manzanilla; 37.740 t de gordal, 237.550 t hojiblanca, 37.470 t cacereña, 60.670 t de carrasqueña y 21.310 toneladas de “otras”.

“Como es habitual, será la evolución de la climatología la que marque la cantidad de aceituna que finalmente se verdee” y, de acuerdo con los analistas de Asaja-Sevilla, “el problema es que cada vez queda menos tiempo para recibir el agua y para muchas variedades y muchos olivares puede llegar tarde”