El aceite de oliva se estanca ante el de girasol

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
GINÉS MENA. EFEAGRO

El consumo nacional de aceite de oliva continúa en su línea descendente de los últimos meses, en beneficio del de girasol

girasol nacional frente aceite palma

El aceite de girasol vendió 75,07 millones de litros, el 2,46 % más.

Esta tendencia no se explica solo por los precios -que han bajado como muestran las ofertas en los lineales- y que obligará al sector a redoblar sus esfuerzos en promoción.

Las empresas adheridas a la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac) vendieron 154,24 millones de litros entre todas las categorías durante el primer trimestre, un 4,54 % menos respecto al mismo período de 2017.

De este volumen, 86 millones de litros corresponden a aceites de semillas, tras una subida del 3,03 % interanual, categoría que lidera el girasol, con 75,07 millones de litros, el 2,46 % más.

Si bien los volúmenes son pequeños, llaman la atención las subidas del 7,6 % los aceites “mezcla de semillas” y del 22,10 % del de soja, si bien cae de forma considerable el de maíz (-27,32 %).

Mientras tanto, la suma de todos los aceites de oliva vendidos alcanzó 64,36 millones de litros y bajó el 12,15 % de media, aunque los vírgenes (incluye vírgenes y vírgenes extra) retrocedieron el 14,30 % y los refinados (suma de “suaves” e “intensos”), un -10,17 %.

El consumo nacional de aceites de olivas no levanta cabeza y los semillas siguen fagocitando una parte de su tradicional mercado.

En los grandes centros de distribución comercial podemos encontrar estos días algunas oferta de aceite de oliva virgen extra de primer fabricante por debajo de los 4 euros, incluida una marca muy representativa (“3×2”) por 3,33 euros la unidad; en el lado contrario, también hay una conocida enseña de aceite de girasol esta semana por menos de un euro, al comprar dos unidades.

El secretario general de UPA-Jaén, Cristóbal Cano, ha destacado que la última junta directiva de la Interprofesional del Aceite de Oliva de esta semana acordó reforzar la promoción nacional.

Para el secretario general, el consumidor debe saber que adquirir un aceite de oliva no es caro y, especialmente, que se trata de un producto de máxima calidad y beneficioso para la salud.

Cano ha recordado que las campañas de promoción internacionales han sido muy positivas, como muestran los crecimientos de las exportaciones cada año, y ahora es necesario incidir en España, que ha visto un descenso del consumo, como también Italia o Portugal.

En su opinión, la percepción que tienen algunos consumidores de que el aceite de oliva es caro no es el único factor que explica esta bajada, sino más bien que avanzan las comidas fuera del hogar y los precocinados, y muchos se alejan de la dieta mediterránea.

El secretario general de COAG-Jaén, Juan Luis Ávila, atribuye la caída del consumo nacional, de igual modo, a los cambios de hábitos alimentarios, lo que hace necesarios nuevos esfuerzos de las administraciones central y autonómica y del sector a través de la Interprofesional.

Ávila lamenta que el mercado español no genera beneficio para nadie actualmente, por los escasos márgenes del aceite de oliva, ni siquiera a la industria y a la distribución, por lo que el sector depende cada vez más de las exportaciones para garantizar ingresos.

El secretario general de la Federación española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), Enrique Delgado, también defiende la necesidad de realizar acciones de promoción en el mercado interior para que el producto mantenga su penetración.

Sobre los precios, el Observatorio de esta federación muestra que los agentes comerciales salían a comprar ayer vírgenes extra desde 2,91 euros/kg; vírgenes desde 2,70 y lampantes a partir de 2,64.

Del 13 al 19 de abril, el precio del aceite bajó una media de 15 céntimos de euros por kilo en origen durante la última semana, “una cifra que rompe con la tendencia a la estabilidad de las últimas tres semanas y que sitúa el precio de todas las categorías del aceite por debajo de los tres euros por kilo”, según Asaja-Jaén.

De acuerdo a los datos de la Agencia de Información y Control Alimentaria (AICA), hasta el 31 de marzo se han producido en España 1.227.896 toneladas de aceite de oliva ( 931.628 t en Andalucía).

En el resto de regiones, se acumulan estas cifras: Aragón (17.955 t), Baleares (974 t), Castilla-La Mancha (105.342 t), Castilla y León (1.701 t), Cataluña (36.021 t), Extremadura (72.483 t), Madrid (3.155 t), Murcia (15.444 t), Navarra (5.016 t), País Vasco (120), Rioja (2.577 t), Comunidad Valenciana (35.470) y Galicia (8 t).

Las salidas desde almazaras en el período suman 672.156 toneladas, mientras que las existencias finales en estas empresas alcanzan las 751.263, según estos operadores.