El aceite virgen baja a 2,46€ en origen, menos de la mitad que en Italia

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

El precio del aceite de oliva virgen en España cae a los 2.46 euros el litro en origen, un precio que no llega a cubrir los costes de producción

aceite de oliva

Los precios del aceite no llegan a cubrir los costes de producción.

El precio del aceite de oliva virgen en España cayó durante la primera semana de febrero a los 2,46 euros el litro en origen, un precio por debajo de los costes de producción y que contrasta con los más de 6 euros que se pagan en Italia.

Así lo ha señalado la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), que en un comunicado ha alertado de la expresiva tendencia a la baja que reflejan los precios de este producto en España.

De acuerdo con datos oficiales, los productores de aceite virgen reciben ahora un euro menos por litro que hace un año, cuando se pagaban más de 3,5 euros.

Desde la organización agraria han incidido en que de esta forma los precios no llegan ni siquiera a cubrir los costes de producción, fijados según un estudio de la Asociación Española de Municipios del Olivo de 2012 en los 2,73 euros.

Los responsables de COAG han explicado, asimismo, que la situación se repite también en el caso del virgen extra, a 2,62 euros el litro en febrero frente a los 3,62 euros de principios de 2018.

“La reducción de producción de aceite de oliva en el resto del mundo, debido a la vecería del olivar -un fenómeno que provoca que después de años de grandes producciones el rendimiento baje- y a los temporales, no ha repercutido hasta el momento en una subida de precios en España”, han lamentado.

La organización agraria ha hecho un llamamiento al sector “para que no se venda el aceite de oliva a precios por debajo del umbral de rentabilidad”, sobre todo porque en un contexto de menor producción a nivel mundial, los ingresos por litro deberían mejorar.

“El incremento de aceite de oliva previsto en España no conseguirá compensar la caída de producción en el resto de los principales países productores. Estaremos vigilantes ante las previsiones interesadas al alza que suelen surgir desde distintos agentes del sector, con una finalidad claramente especulativa”, han apuntado desde COAG.