Agricultura familiar contra la despoblación

Registro suscriptores
ENESA OK
EFEAGRO.

El secretario de Organización de UPA, Marcos Alarcón, asegura que la agricultura familiar es la “mejor herramienta” para luchar contra la despoblación rural, un fenómeno del que la sociedad, “por fin, parece que es consciente” y sabe de la “verdadera dimensión” del problema

campo despoblación

Así lo aseguró durante la inauguración de las jornadas de presentación del Anuario de la Agricultura Familiar 2019 de UPA en la que Alarcón ha señalado que se visualiza “un nuevo compromiso” social con el medio rural porque “este objetivo no sólo incumbe a los que viven en el campo”.

Bajo el lema “Un nuevo compromiso social con el mundo rural. Otro futuro es posible”: una “reivindicación”, el anuario incluye distintos artículos de opinión como los del comisario de Agricultura y Desarrollo rural en funciones, Phil Hogan, y del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas.

En su intervención, Alarcón ha hecho alusión al protagonismo especial que tiene este año en las jornadas la organización sindical UGT, de la que nació UPA, por sus 130 años de historia.

En este sentido, ha destacado su “lucha” en defensa de los derechos de los trabajadores y de las mayorías sociales y ha expresado el orgullo que sienten en la organización agraria “por tener los orígenes” en UGT.

En su discurso inaugural, el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, aludió a la situación política nacional y europea, y cómo está afectando a la agricultura, la ganadería y el medio rural.

Para Ramos, es necesario que se conforme cuanto antes un Gobierno central estable y deje de estar en funciones “porque el campo no está en funciones” y necesita ayudas para afrontar problemas como las pérdidas por las adversidades climáticas o el incremento de los costes de producción.

En el ámbito europeo, mostró su preocupación por el Brexit o la negociación del presupuesto de la Unión Europea (UE) y de la futura PAC: unas “incertidumbres” con las que “no podemos vivir”.

Desde el Consejo Económico y Social (CES), su presidenta en funciones, María del Carmen Barrera, incidieron en la necesidad de examinar las problemáticas del medio rural “con perspectiva amplia”, partiendo “de lo local a lo global” y en la que se incluya el papel de los interlocutores sociales como “agentes positivos” de las transformaciones que están experimentando los pueblos.

En la primera mesa de debate de la jornada, con el lema del anuario, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur), Teresa López, subrayó que llevan “años” denunciado la falta de servicios en el territorio, una situación que lleva a “muchas mujeres” a plantearse “si merece la pena seguir siendo una heroína en el medio rural o irse a vivir fuera”.

“Afortunadamente”, añadió, la despoblación es “ya un problema de Estado”, un problema sobre el que cree que Fademur ha contribuido a poner el foco, “siempre desde el feminismo” porque, “o estamos las mujeres, o no conseguiremos un mundo rural equilibrado y de futuro”.