Agroseguro cifra en 196 millones las indemnizaciones del primer cuatrimestre

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
Planasa Ajo
EFEAGRO.

Las heladas, las tormentas de pedrisco y los reiterados temporales de lluvia y viento han afectado a casi 210.000 hectáreas de cultivo durante el primer cuatrimestre, unos siniestros que recibirán unas indemnizaciones de 196 millones de euros

Seguros

Las tormentas de pedrisco caídas desde el comienzo de marzo han provocado daños en diversas producciones.

Así lo ha avanzado la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro), que ha situado a las explotaciones frutícolas como las más perjudicadas hasta abril.

Por ejemplo, las bajas temperaturas registradas a finales de febrero y que posteriormente se repitieron en el mes de marzo causaron daños por helada en fruta temprana y extratemprana, especialmente en el melocotón, la nectarina y el paraguayo, ha detallado Agroseguro en un comunicado.

Posteriormente, las tormentas de pedrisco caídas desde el comienzo de marzo han vuelto a provocar daños en estas producciones, a lo que se suman los daños por falta de cuajado, lo que implica que la indemnización prevista asciende a casi 70 millones de euros para este sector.

En el caso de los cítricos, han sido los distintos temporales de lluvia y viento los que más daños han provocado, además de rajados, caídas y otras alteraciones en la piel de los frutos; unidas a las heladas, hacen que estas explotaciones vayan a recibir casi 20 millones de euros en indemnizaciones.

Estas situaciones meteorológicas también han causado daños en cultivos de cereales, de caqui y de hortalizas, con un total estimado de indemnización de más de 33 millones de euros.

El viento ha provocado daños en el plátano de Canarias que serán indemnizados con casi seis millones de euros y los desperfectos en las estructuras de invernadero de fresa, fresón y frutos rojos con una estimación de 3,5 millones de euros en indemnizaciones.

Los seguros pecuarios recibirán un total de 11,6 millones de euros por los siniestros por falta de pastos en los primeros meses del año provocados por la falta de lluvias.