Andalucía contará con un plan para mejorar la competitividad del sector agroalimentario en 2020

Registro suscriptores
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

El Gobierno andaluz aprobará durante el primer trimestre de 2020 el plan estratégico para mejorar la competitividad del sector agroalimentario

plan para mejorar la competitividad del sector agroalimentario

El nuevo plan estratégico es una apuesta por dar respuesta con agilidad a las exigencias del mercado. / Archivo

El Gobierno andaluz aprobará durante el primer trimestre de 2020 el plan estratégico para mejorar la competitividad del sector agroalimentario. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, lo anunció ayer durante la jornada ‘La agricultura andaluza en el nuevo contexto internacional ante el acuerdo Unión Europea-Mercosur’.

Para el presidente del Ejecutivo andaluz, el relevo generacional en el campo es uno de los retos a los que se enfrenta el nuevo Gobierno y que exige respuestas eficaces. “Los datos son preocupantes: de las más de 230.000 explotaciones agrarias de Andalucía, solo el 12% tienen un titular con menos de 40 años. Resolverlo es una prioridad”.

Por eso, el Ejecutivo ha incrementado hasta los 75 millones de euros la partida de ayudas a la creación de empresas para los jóvenes agricultores, propiciando la incorporación de 1.250 andaluces a la actividad agraria. Asimismo, se han desbloqueado el pago de ayudas a jóvenes agricultores, algunas pendientes desde 2015, y se ha eliminado casi en su totalidad, bonificándolo al 99%, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. “Estaba comprobado que era un límite para que las explotaciones agrícolas y ganaderas pudieran seguir continuando en el tiempo y se produjera ese relevo generacional”, señaló Juanma Moreno.

El presidente de la Junta de Andalucía, que participó en la jornada ‘La agricultura andaluza en el nuevo contexto internacional ante el acuerdo Unión Europea-Mercosur’, celebrada en Sevilla y organizada por Caja Rural del Sur, aseguró que su Gobierno, que tiene entre sus prioridades a dicho sector, está trabajando para que el campo andaluz tenga la imagen positiva y moderna “que se merece y que se le exige”. Ejemplo del esfuerzo y la dedicación del nuevo Ejecutivo es que tan solo un mes después de que el Gobierno arrancase, el pasado 19 de febrero, el Consejo de Gobierno acordaba elaborar un Plan Estratégico para mejorar la competitividad del sector, con un horizonte a cuatro años y que se aprobará, según ha anunciado, en el primer trimestre de 2020.

Esta herramienta, explicó el presidente, servirá para reprogramar recursos con los que convocar y licitar fondos fundamentales, en torno a 800 millones de euros, con la implicación y con las aportaciones de los profesionales. El nuevo Plan Estratégico es una apuesta por dar respuesta con agilidad a las exigencias del mercado y, dentro de ella, buscar nuevos nichos de mercados internacionales, una tarea en la que Extenda está “altamente comprometida”.

En el plano internacional, precisamente, se encuentran otros de los desafíos que tiene que afrontar el Gobierno andaluz, como son las guerras comerciales, una sequía pertinaz, los bajos precios, el Brexit o la política arancelaria de Estados Unidos. En cuanto a esto último, Moreno mostró su preocupación y declaró que su Ejecutivo ha insistido en la necesidad de una defensa común de los intereses de los productores en Europa —mensaje que trasladó en las reuniones que mantuvo durante su viaje oficial a Bruselas—, además de pedir al Gobierno de España que tome medidas para amortiguar los efectos.

“No queremos el Brexit, nos parece un gravísimo error para el Reino Unido, para la propia Unión Europea, España y Andalucía. Si finalmente el Brexit no puede revertirse, nuestra obligación es poner medidas y pedir que haya una salida del Reino Unido ordenada, para que tengamos un proceso de adaptación que desde la Administración andaluza vamos a acompañar a todos los afectados”.

plan para mejorar la competitividad del sector agroalimentari

Juanma Moreno, junto a Crespo, en la Jornada sobre los desafíos del sector agroalimentario andaluz. / Junta de Andalucía

Por parte de la Junta de Andalucía se va a poner a disposición del sector agrario un instrumento financiero a modo de cartera de garantía que permitirá a través de las entidades financieras préstamos de interés cero por un importe de hasta 300 millones de euros.

Durante el acto, donde el presidente estuvo acompañado por la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, Moreno indicó que, frente a la amenaza del Brexit, el Gobierno andaluz adoptó una batería de medidas destinadas a minimizar sus efectos en Andalucía. Entre otras cosas, creando un fondo agrario de urgencia de la Unión Europea.

Y en lo relativo a Mercosur, Moreno señaló que tienen muy claro que, antes de su puesta en marcha, hace falta un estudio de impacto sobre los sectores agrario y ganadero. “Hay que vigilar todos los flecos del acuerdo y ser rigurosos en los puestos de inspección fronteriza”. Asimismo, manifestó que están defendiendo la PAC en “un momento crucial” de las negociaciones de la Política Agraria Común para el periodo 2021-2027.

El agua es, por otro lado, uno de los asuntos que para Moreno merece especial atención. Así, uno de los proyectos estrella del presupuesto de la Consejería de Agricultura para el año que viene es el desarrollo del Pacto Andaluz del Agua, con 247 millones de euros. “Es la primera vez que tenemos un pacto donde hay dinero y hay calendario, además del acuerdo de todas las fuerzas políticas que estamos cerca de conseguirlo, seguidamente vamos a incorporar a las entidades locales y asociaciones para que estén representados todos”.

Este Pacto Andaluz del Agua va a suponer proyectos “muy necesarios” de depuración y obras hidráulicas que llevaban muchos años paradas. En esta línea, considera prioritario la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. “Estoy convencido de que nadie hace más por el medio ambiente que el agricultor y el ganadero. Por eso, también deben ser los primeros en promover una nueva relación con el entorno que tenga en cuenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Dichos objetivos, marcados para 2020-2030, buscan revertir el cambio climático con un presupuesto de un billón de euros, recursos que irán destinados a la reorientación de las producciones en todos los sectores: industrial, principalmente, y también el agroindustrial. “Tenemos que estar capacitados y prever esa situación. Andalucía —continuo— es la región de Europa más vulnerable al cambio climático. En los últimos 25 años, hemos perdido entre un 30 y un 40% de precipitaciones, eso evidentemente no tiene un carácter coyuntural sino estructural”.

Pese a todos estos retos y desafíos, Moreno, para concluir su intervención, quiso lanzar un mensaje de confianza. Y es que, aun viviendo tiempos de incertidumbre por la situación de desaceleración económica en la Eurozona, el Brexit, las guerras comerciales o las recetas del posible futuro Gobierno de la Nación, “Andalucía crece y lo hace casi un punto más que Europa y España, con el sector industrial creciendo 4 puntos mientras que en el resto del país apenas lo hace, con la inversión extranjera subiendo un 9,8% frente a la caída en el plano nacional del 84% y siendo la comunidad que más empleo crea en España, sólo superada por Madrid, y la segunda que más exporta. Tenemos motivos de satisfacción”.