Andalucía trabaja en un aforo de la producción hortofrutícola

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

Las previsiones de campaña de hortalizas ayudarán a mejorar la toma de decisiones e incrementarán la competitividad

hortalizas hortofrutícola

Almería acapara el 60% de la producción hortícola de Andalucía.

El consejero, Rodrigo Sánchez Haro, ha aumenciado este proyecto durante una reunión con el sector hortofrutícola en Almería. Durante el encuentro se ha analizado el arranque de la campaña 2017/18 y ha realizado un llamamiento a “fomentar la colaboración entre todos los actores de la cadena agroalimentaria”

Sánchez Haro ha subrayado la importancia de contar con un aforo para la que es una de las principales producciones de la agricultura andaluza. Un sistema que ya se utiliza en otros cultivos (olivar, algodón y cítricos, entre otros) pero que hasta la fecha no ha sido posible desarrollar para los hortícolas. El objetivo es contar, previsiblemente a partir de la próxima campaña, con “un modelo predictivo y de simulación de escenarios futuros para la estimación de superficies hortícolas bajo invernadero en el sudeste de Andalucía”. Una novedosa herramienta que permitirá disponer de un aforo tecnológico utilizando técnicas de big data (gestión y análisis de grandes volúmenes de datos).

Para el consejero de Agricultura, “las previsiones de campaña ayudan a tomar decisiones importantes”, por lo que considera que este nuevo sistema predictivo ayudará a productores y comercializadores a “mejorar sus resultados y competitividad”. Por ello, ha solicitado la colaboración del sector para afinar un modelo ahora en desarrollo, subrayando así la importancia de “trabajar unidos para continuar estando a la vanguardia en producción, transformación, comercialización y exportación. Somos referentes en los mercados europeos en calidad y sostenibilidad”.

Almería acapara el 60% de la producción hortícola de Andalucía con casi 3,7 millones de toneladas de frutas y hortalizas y una comercialización de más de 3.150 millones de euros. Para mantener este liderazgo, el consejero ha resaltado también la necesidad de no bajar la guardia con el control biológico de los cultivos, una de las señas de identidad de la agricultura almeriense y que en la presente campaña ha descendido un 5,1% para situarse en las 24.400 hectáreas.

“La reducción del control biológico en los cultivos de primavera es una de las causas por las cuales hay más incidencia de virus en el inicio de la campaña”, ha alertado, situando en este contexto el aumento que se ha detectado de casos de virosis. Pese a ello, y como ha ocurrido en otras ocasiones, confía en que “pueda haber una recuperación de la producción” en las zonas afectadas.

En cuanto a la campaña 2017/18 ya en marcha en Almería, el consejero ha destacado que se ha iniciado con una superficie similar a la anterior (2016/2017), concretamente 36.570 hectáreas (un 0,25% menos). Por lo que respecta a los principales cultivos, aumentan los de pimiento (4%), pepino (5%) y berenjena (2%), mientras que bajan los de tomate (–4%), calabacín (–1%) y sobre todo judía, que se reduce un 30%. En relación a los precios, la campaña ha arrancado con alzas del calabacín (10%), tomate (3%) y pimiento (1%), registrándose por ahora descensos sólo en el pepino (–15%).

hortalizas hortofrutícola

Rodrigo Sánchez Haro, con el sector hortofrutícola de Almería. / Junta de Andalucía

Alhóndigas y OPFH

Sánchez Haro ha recordado al sector los incentivos puestos en marcha por la Consejería de Agricultura para la modernización de invernaderos (20 millones de euros), a lo que se une que por primera vez que estas estructuras productivas han contado con ayudas agroambientales, 11 millones en 2017 y otros 8 millones previstos en 2018.

Asimismo, el consejero ha destacado que la Junta de Andalucía ha abierto el camino para que los productores que comercializan a través de alhóndigas puedan constituirse como organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH) “y poder así acceder a los fondos europeos”. En este sentido, ha reclamado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente su “colaboración para salvar algunos escollos”, ya que por ejemplo algunos productores tienen una pequeña participación accionarial en las alhóndigas, lo que impide lograr el reconocimiento como OPFH.

El consejero ha aprovechado el encuentro para resaltar la intención de su departamento de “fomentar la colaboración entre todos los actores de la cadena agroalimentaria”, algo que considera “primordial para seguir creciendo en calidad, innovación, sostenibilidad y, sobre todo, valor añadido”. En este sentido, ha señalado que está manteniendo reuniones con representantes de la distribución “para propiciar una mayor colaboración” que de hecho ya se está produciendo, como demuestra el que “cada vez más la distribución está llegando a acuerdos con los productores locales para el suministro de productos”.

“Desde la Junta de Andalucía apoyamos las iniciativas que redunden en una cadena de valor más equilibrada, con buenas prácticas comerciales y relaciones de largo plazo”, algo que precisamente impulsará el Foro Andaluz de la Cadena Alimentaria previsto en el proyecto de Ley de Agricultura y Ganadería.