Aragón aglutina casi el 50% de la producción mundial de trufa

FEDEMCO 2020 1
Registro suscriptores
JAVIER ORTEGA. VALENCIAFRUITS.

La campaña de trufa enfila la recta final con las previsiones de una buena cosecha en Aragón, que cuenta con casi 10.000 hectáreas y espera una producción de 60 toneladas

La temporada de trufa negra arranca normalmente a principios o mediados de diciembre y se extiende hasta principios de marzo, aproximadamente. / ARCHIVO

La Comunidad de Aragón produce casi el 50% de la producción mundial de trufa. Cuenta con unas 10.000 hectáreas dedicadas a la plantación de estos hongos subterráneos y son casi 800 los truficultores asociados, nueve viveros de planta micorriza, 16 empresas de transformación de trufa y seis de riego.

Teruel se encuentra a la cabeza, especialmente la comarca de Gúdar-Javalambre con la localidad de Sarrión, donde se celebra una feria internacional, a la cabeza. El pasado diciembre se anunciaba la creación en su término municipal de una zona regable de 618 hectáreas, con el impulso del Gobierno de Aragón y la comunidad de regantes.

Son muchas las actividades que estos días se desarrollan en torno al cultivo de la trufa, su difusión y consumo. A la feria de Sarrión y el mercado de Graus, en la provincia de Zaragoza se han sumado las ferias de la trufa del Moncayo y de la Comarca de Daroca.

Asimismo, el certamen “Descubre la trufa” cuenta con 56 restaurantes y bares de Zaragoza y provincia y el impulso del Gobierno de Aragón a través del plan estratégico “Alimentos de Aragón. Comparte el secreto”.

Graus (Huesca), donde hasta el 14 de marzo tiene lugar cada fin de semana un mercado de la trufa fresca, celebra unas jornadas-curso sobre “Retos en la Truficultura”. Se abordan temas como las nuevas tendencias de cultivo, el control de plagas, métodos de conservación y aprovechamiento y gastronomía y salud.

La Diputación de Huesca ha anunciado ayudas de 160.000 euros para la mejora de las explotaciones en el cultivo de la trufa.

El 14 de marzo el mercado de la trufa de Graus cerrará sus puertas. Por eso, David Royo, presidente de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón, invitaba a los consumidores a visitarlo antes del cierre como fin de campaña, porque se van a encontrar trufa con un buen punto de madurez y aroma aunque a partir de ahora la trufa va a escasear y los calibres van a ser menores.

En cuanto al precio, la asociación va a seguir haciendo un esfuerzo por mantener el kilo de trufa al detalle a 600 euros pata que el consumidor pueda comprar a precios razonables y directamente del productor.

Según Royo, en esta edición ha aumentado la asistencia y la venta de trufa y destacaba, especialmente, la presencia del pública francés no sólo por el precio sino porque esta temporada escasea en el país vecino.