Asprocan denuncia que las bananas de Nicaragua rebasan el límite de importaciones

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

Asprocan ha denunciado  que la Unión Europea no aplica el mecanismo de estabilización a las bananas de Nicaragua, que rebasan el límite de importaciones previsto por Europa

plátano

Las importaciones de bananas desde Nicaragua se han situado un 26% por debajo del precio medio .

Estas declaraciones se producen después de que, según Asprocan, la Comisión Europea haya acordado no suspender el arancel aduanero preferencial a las importaciones de bananas de Nicaragua, a pesar de que éstas ya rebasaron el límite de importaciones previsto en su acuerdo con la Unión Europea para todo el año desde el mismo mes de marzo.

Asprocan, en un comunicado, ha criticado que las importaciones de banana desde terceros países a la Unión Europea han continuado creciendo como consecuencia de la reducción de aranceles concedidos a los países de América y África sin que el mecanismo de defensa de las producciones comunitarias establecido en los acuerdos comerciales haya sido aplicado desde su establecimiento.

Nicaragua ha sido el último país en rebasar el límite de importaciones previsto por la Unión Europea en su acuerdo de reducción arancelaria, ya que desde el pasado 25 de marzo supera las 14.500 toneladas establecidas en dicho acuerdo para todo el año 2019, ha alertado la asociación.

Asprocan ha señalado que la evaluación de la Comisión, basada en la evolución del mercado de la UE en el mes de enero y febrero, se establece que las importaciones desde Nicaragua no tienen consecuencias negativas debido a su reducido volumen y por considerar que no han afectado a las producciones de las regiones ultraperiféricas.

El problema es que la Unión Europea reconoce que las importaciones de banana desde Nicaragua se han situado un 26% por debajo del precio medio de la categoría, lo que, según Asprocan, ha provocado que, a pesar de su poco volumen, hayan tenido un efecto de caída de los precios de la banana en general.

A esto se suma que la Unión Europea ha tomado como referencia el impacto de las importaciones en el periodo de enero y febrero de 2019, en lugar de hacerlo sobre el periodo posterior a haberse superado del límite de importaciones establecido para Nicaragua.

Para Asprocan esto toma especial relevancia teniendo en cuenta que dicho límite se superó en el mes de marzo y a partir del mes de abril la situación del plátano europeo ha venido sufriendo un importante deterioro.

“Una vez más, la Comisión Europea rechaza la aplicación de las medidas previstas en los acuerdos internacionales como mecanismos de protección y estabilización para la defensa del sector platanero comunitario con lo que el efecto llamada es indudable”, ha afirmado Domingo Martín, presidente de Asprocan.

En su opinión, es preocupante ver cómo se aplica una decisión en el mes de junio, meses después del incumplimiento, haciéndose sobre datos de los meses de enero y febrero, y sin tener en cuenta el ritmo de superación del umbral ni cómo están afectadas a día de hoy las producciones de plátano de la UE que viven una fuerte crisis de mercado.