Buenas expectativas para la campaña de pera y manzana españolas

BANNER DE PRUEBA
Registro suscriptores
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

La Conferencia Prognosfruit organizada en Lleida por la WAPA en colaboración con Afrucat pronostica buenos resultados para las manzanas y peras españolas en la temporada 2017-2018.

Conferencia WAPA

Una imagen de la Conferencia Prognosfruit 2017 celebrada en Lleida con recomendaciones de los tamaños de envases. / VF

 

La Conferencia Prognosfruit que organiza cada año la WAPA (World Apple and Pear Association) ha contado este año con la colaboración de Afrucat y ha tenido lugar en Lleida esta mañana.

La Conferencia ha puesto de manifiesto los problemas climatológicos de algunos países productores y consumidores de fruta de pepita (sobre todo, Austria y Alemania) que han provocado grandes mermas en las cosechas. Esta circunstancia favorece al sector frutero español que prevé un incremento de la demanda en la próxima campaña, sobre todo en las exportaciones de invierno, y unos buenos precios.

Con respecto a las campañas ya cerradas, la campaña española 2016/2017 se cerró con un importante crecimiento con respecto a la anterior.

En la rueda de prensa ofrecida a los medios presentes en Lleida se ha hecho hincapié en los buenos resultados que se esperan para las peras y manzanas españolas debido a los problemas en otros países productores y al incremento de consumo, por ejemplo, de la pera conferencia (producto producido en su mayor parte en Lleida) en el mercado alemán. Las perspectivas en este ámbito son muy optimistas.

Estos datos se refieren a las expectativas comercializadoras puesto que en cuanto a la cosecha, se esperan caídas de la producción al menos en algunas zonas.

Después de la fruta de hueso

En el repaso de la situación actual se ha constatado también la pésima campaña de fruta de hueso, con especial atención al melocotón y a la nectarina. Los productores han solicitado nuevas retiradas por parte de la Administración para reducir las pérdidas en el medida de lo posible.

Se ha destacado que no se espera efecto contagio sobre la producción de fruta de pepita, más teniendo en cuenta que el grueso de la producción se comercializa a partir de febrero.