La campaña citrícola continúa sumida en los bajos precios

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

La Unió espera un aumento de precios en 15 días, pero actualmente la temporada deja “imágenes decepcionantes de productores tirando el fruto al suelo”

campaña citrícola

Los precios en origen de los cítricos siguen hundidos. / Archivo

La Unió de Llauradors i Ramaders espera un aumento de los precios citrícolas en el campo en quince días, ya dentro de la segunda parte de la campaña, que comprende variedades con menor volumen de producción y que tienen una salida más ordenada en el mercado.

En este contexto, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, recibió ayer en audiencia al secretario general de La Unió de Llauradors i Ramaders, Carles Peris, y a otros miembros de la comisión ejecutiva de la organización agraria.

Tras la reunión, Carles Peris afirmó que en poco más de una semana acabará la primera parte de la campaña, de navelinas y clemenules, las dos variedades con mayor volumen de producción en la Comunitat Valenciana. Por el momento, el mercado citrícola continúa estancado en estas variedades con precios muy bajos e “imágenes decepcionantes de productores tirando el fruto al suelo”, manifestó el dirigente de la organización agraria.

Carles Peris recordó que pidieron al Ministerio una medida excepcional (una compensación directa al productor que lo ha perdido todo) como se hizo en su día con el veto ruso, pero no se ha obtenido respuesta.

En la segunda parte de la campaña citrícola no hay presión de países terceros y no tiene que haberla tampoco de Egipto si el comercio y las empresas valencianas quieren valorar la fruta de la Comunitat Valenciana, un producto “mucho mejor que el egipcio y con el que se puede competir muy bien en el mercado”.

Según Peris, a pesar de las expectativas para la segunda parte de la temporada, no se van a poder compensar las pérdidas de la primera parte, que ha ido “francamente mal”.

campaña citrícola

Puig recibe en audiencia a representantes de La Unió de Llauradors i Ramaders. / GVA

Desde La Unió trasladaron al president de la Generalitat Valenciana la importancia de dotar de “un presupuesto digno” a la oficina en Bruselas para desarrollar de forma óptima los trabajos en defensa de todas las producciones valencianas, no solo los cítricos.

También La Unió ha tratado sobre el carácter restrictivo de “muchas normativas europeas” para la ganadería y, respecto a las ayudas a la incorporación de jóvenes al campo, ha pedido agilidad y que el pago se haga “en tiempo y forma” y sin retrasos.

Carles Peris se refirió también a la necesidad de disponer de una ley de la cadena agroalimentaria de ámbito estatal que funcione, y pedió a la Generalitat que presione al Ministerio de Agricultura sobre este asunto.

La consellera de Agricultura, Elena Cebrián, también participó en la audiencia, a la que asistió la comisión ejecutiva de La Unió de Llauradors i Ramaders, y fuentes de su departamento trasladaron que existe un diálogo permanente entre la administración autonómica y el sector agrario.