Carburos Metálicos con el sector vitivinícola para reducir la huella medioambiental

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
Redacción. Valencia Fruits.

Carburos Metálicos ha reunido a expertos del sector en una jornada divulgativa dedicada al análisis del rol de los gases y sus aplicaciones en la sostenibilidad y la eficiencia energética de la industria vitivinícola

Carburos Metálicos

Durante la jornada, celebrada en el centro de I+D de Carburos Metálicos y conducida por Sonia Guri, responsable de agroalimentación del Departamento de I+D de Carburos Metálicos y Clara Santamaría, Clúster Manager de INNOVI, se abordaron dos temas principales: el futuro de los gases refrigerantes fluorados para la eficiencia energética y la sostenibilidad de la industria vitivinícola y las aplicaciones de gases y equipos de dosificación en enología.

Sobre el primero, Ander Leoz, Product Manager de Refrigerantes para el Sur de Europa en Carburos Metálicos, destacó que “actualmente, los sistemas de refrigeración utilizados en las bodegas suponen un alto coste energético mientras que ya existen en el mercado mejores soluciones que utilizan nuevos refrigerantes, más eficientes, que permiten una reducción importante de los costes, así como del impacto ambiental de la industria vitivinícola”.

Por su parte, acerca del segundo tema abordado, Jordi Mallén, Product Manager de Alimentación para Sur de Europa en Carburos Metálicos, ha comentado que “los gases en enología se encuentran entre los principales productos de los que disponen los enólogos para asegurar la máxima protección, calidad y reproducibilidad en el proceso de vinificación y dar respuesta a las exigencias del mercado”. Mallén ha presentado las aplicaciones de gases para la mejora de los procesos de vinificación, haciendo especial énfasis en los equipos de dosificación de dióxido de azufre que permiten la inyección eficiente y óptima requerida por las bodegas.

Carburos Metálicos cuenta con más de 70 años de experiencia proporcionando gases y equipos para el sector enológico. Uno de los gases más utilizados por los productores vitivinícolas en España es el Dióxido de Carbono (CO2). El CO2 se utiliza con distintos objetivos en diferentes etapas de la vinificación: en la vendimia para la refrigeración de la uva durante el traslado del campo a la bodega, para inertización de prensas y depósitos de recepción de uva, en la maceración carbónica que se usa para vinificar la uva entera; en la carbonatación, para mantener o aumentar el nivel de CO2 disuelto en el vino otorgándole determinadas características de frescor, aromas y sabores afrutados, en determinados vinos jóvenes; o en el embotellado, donde el CO2 se utiliza para desplazar el aire evitando el contacto del oxígeno con el vino durante la comercialización, así como la posible oxidación o el desarrollo de microorganismos aerobios, alargando de esta forma la vida del producto.

Otros gases de uso común en enología son el Dióxido de azufre (SO2), que se utiliza en diferentes procesos en la conservación de mostos y vinos; el Nitrógeno (N2) y el Argón (Ar) empleados para la inertización de depósitos de almacenamiento y nodrizas, bazuqueos y homogeneizaciones, procesos de flotación, trasiegos, vaciado de barricas y embotellado; o el Oxígeno (O2) que sirve para la hiperoxigenación de mostos y la microoxigenación de vinos.

“La misión de INNOVI, como clúster del sector vitivinícola catalán, es promover la competitividad de las empresas del sector para poder afrontar favorablemente la globalización a través de la innovación, de ahí que apoyemos la celebración de este tipo de jornadas divulgativas que sirven para abrir horizontes y dar ideas a los productores” apunta Clara Santamaría, Clúster Manager de INNOVI.

Para Carburos Metálicos, la sostenibilidad se sitúa en el centro de su actividad, respaldada por tres ejes de actuación fundamentales: crecer de manera responsable ofreciendo soluciones eficientes, sostenibles y duraderas a sus clientes; conservar los recursos y reducir su huella medioambiental gracias a innovaciones punteras y cuidar de los empleados, clientes, y del tejido económico y social de las comunidades en las que está presente.