Casi 190 millones de hectáreas de transgénicos

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
Planasa Ajo
EFEAGRO.

El área de cultivos genéticamente modificados el año pasado fue de 189,8 millones de hectáreas, un 3 % más que en 2016, según un informe divulgado por la Asociación de Biotecnología Vegetal Agrícola (Agro-Bio)

Soja

El 77 % de la soja cultivada es transgénica.

“El 3 % que aumentaron los cultivos biotecnológicos con respecto al año anterior corresponde a 4,7 millones de hectáreas, lo que equivale a casi el tamaño de República Dominicana o la mitad de Portugal”, detalló la entidad en un comunicado.

En el informe del Servicio Internacional de Adquisición de Aplicaciones de Agrobiotecnología (ISAAA, por su sigla en inglés) y la consultora inglesa PG Economics, se detalla que el aumento obedece, principalmente, al incremento de las ganancias al sembrar transgénicos.

Ese crecimiento fue generado por “los elevados precios de las materias primas, la mayor demanda de los mercados, tanto locales como internacionales, y la disponibilidad de mejores tecnologías para semillas”.

Entre tanto, el 77 % de la soja, el 80 % del algodón, el 32 % del maíz y el 30 % de la canola sembrados en el mundo son transgénicos.

Colombia, por su parte, sembró el año pasado 95.117 hectáreas de maíz y algodón genéticamente modificados, mientras que Estados Unidos, Brasil y Argentina “siguen siendo los países con mayor área de cultivos con esta tecnología”.

“Este informe confirma que la adopción de cultivos transgénicos genera más sostenibilidad y oportunidades para los agricultores”, afirmó la directora ejecutiva de Agro-Bio, María Andrea Uscátegui, citada en la información.

Según PG Economics, entre 1996 y 2016 los agricultores obtuvieron ganancias por 186,1 millones de dólares gracias a los cultivos genéticamente modificados.

La consultora británica también señaló que la disminución de las emisiones de dióxido de carbono relacionadas a los transgénicos fue del equivalente a sacar 16,7 millones de automóviles de las carreteras.

Añadió que los avances en los cultivos biotecnológicos permite que los agricultores disminuyan en un 18,4 % el uso de insecticidas y herbicidas.

“La biotecnología sigue siendo una gran inversión para los agricultores. Por cada dólar invertido en semillas mejoradas mediante biotecnología moderna, los agricultores obtuvieron en promedio 3,49 dólares”, concluyó la información.