Cicytex colabora en la experimentación con variedades protegidas de frutales

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

Cicytex y Árboles Frutales Orero renuevan el convenio para continuar el estudio de variedades interesantes de ciruelo japonés

Cicytex

El ciruelo japonés es uno de los frutales de hueso más importantes en Extremdura. / Cicytex

El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex) y Árboles Frutales Orero han renovado el convenio suscrito en 2015 para continuar el estudio sobre el potencial productivo que tendrían en esta zona de cultivo variedades interesantes de ciruelo japonés, uno de los frutales de hueso más importantes para la región.

Con la continuidad de este convenio, que tiene una duración de cuatro años, se pretende detectar el momento de entrada en producción de estas variedades, su potencial productivo, así como otros parámetros relacionados con la resistencia a factores climatológicos propios de esta zona de cultivo y sus necesidades de polinización.

Además, favorece el acceso a un material vegetal de difícil disponibilidad, ya que Orero ostenta la condición de multiplicadores exclusivos a nivel europeo, a través de las correspondientes licencias de explotación y multiplicación, según informa la Junta de Extremadura en un comunicado de prensa.

En virtud de este convenio, Frutales Orero cede a Cicytex ocho variedades de ciruelo japonés, procedentes de un programa de mejora de Sudáfrica de carácter público-privado (ARC-Infruitec-Culdevco) que tiene entre sus objetivos obtener variedades con bajo reposo invernal (bajas necesidades de frío) y con buena aptitud para el transporte a larga distancia.

El centro cuenta en la actualidad con 50 variedades diferentes de distintas características y orígenes, y permiten la observación del calendario completo de maduración de este frutal.

En líneas generales, Cicytex se centra en el estudio de la biología reproductiva y el comportamiento agronómico de variedades interesantes, calendarios de floración, de maduración, calidad frutal, así como la aptitud para las postcosecha y capacidad de almacenaje.

Se da la particularidad de que el ciruelo japonés tiene dificultades en el cuajado de sus frutos siendo la mayoría de variedades autoincompatibles, es decir, no pueden polinizarse con su propio polen, por lo que en una misma plantación se necesitan variedades compatibles y coincidentes en floración para la obtención de producciones rentables y constantes.

Para dar soluciones a estos problemas de cuajado, Cicytex trabaja en una línea de investigación para el estudio de los problemas de polinización en frutales de hueso, en aras de conocer las relaciones de compatibilidad entre variedades y poder desarrollar herramientas que faciliten a los agricultores la selección de las polinizadoras.