Los citricultores se manifiestan para exigir soluciones a la crisis del sector

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
Valencia Fruits. Redacción.

Alrededor de 2.000 citricultores se manifiestan ante la Conselleria de Agricultura para exigir soluciones a la crisis de precios que está arruinando al sector

citricultores

Citricultores de las todas comarcas productoras de la Comunitat Valenciana se manifestaron a las puertas de la Conselleria de Agricultura. / AVA

Alrededor de 2.000 citricultores, llegados de las todas comarcas productoras de cítricos de la Comunitat Valenciana, se manifestaron ayer frente a las puertas de la Conselleria de Agricultura para exigir la puesta en marcha de medidas urgentes que contribuyan a paliar la dura crisis de precios que está arruinando al sector. Los manifestantes, convocados por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), la Federación Provincial de Agricultores de Castellón (FEPAC-Asaja), y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA-PV) se concentraron en torno a las 11.00 horas, y cortaron el tráfico durante algunos minutos para, acto seguido, iniciar una marcha que dio la vuelta al complejo administrativo del Nou d’Octubre donde se ubican diversas consellerias, entre ellas la de Agricultura, a cuyas puertas se concentraron todos los participantes y donde volcaron cajas de naranjas en medio de una pitada ensordecedora.

Los dirigentes de las tres organizaciones agrarias se dirigieron a los reunidos y todos ellos coincidieron en destacar el respaldo multitudinario que había obtenido la convocatoria y la importancia de permanecer unidos para hacer sentir la fuerza del sector a la hora de reclamar sus derechos. El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, reclamó “la renegociación de los acuerdos comerciales con terceros países que compiten de manera ventajista y desleal con nuestras naranjas” y agregó que “nuestras peticiones se dirigen tanto a la Generalitat Valenciana, como al Gobierno central y la Comisión Europea porque tenemos que hacerles saber que la Comunitat Valenciana está en el mapa”.

Por su parte, el presidente de FEPAC-Asaja Castellón, José Vicente Guinot, dijo que “no estamos aquí para pedir limosna, sino para exigir precios justos”, mientras que el secretario general de la UPA-PV, Rafael Cervera, denunció que “la Conselleria está dormida y sigue sin presentar el plan estratégico que necesita la citricultura”.

Reunión con Elena Cebrián

Momentos después una comisión formada por nueve responsables de las organizaciones agrarias convocantes —tres por cada una de ellas— fue recibida por la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, y su equipo, a quienes entregaron un documento con las principales reivindicaciones del colectivo. Además de la adopción de medidas concretas a corto, medio y largo plazo, AVA-Asaja, FEPAC-Asaja Castellón y UPA-PV reclaman al departamento agrario de la Generalitat Valenciana que ejerza de abanderado de los intereses citrícolas ante Madrid y Bruselas, así como que constituya una mesa de diálogo permanente con todas las entidades representativas del colectivo a fin de establecer un contacto fluido que permita dar cauce a un plan de acción capaz de sentar las bases necesarias para revertir el rumbo negativo que sigue el sector. Tras la reunión, los dirigentes agrarios explicaron que la consellera se mostró receptiva a las peticiones planteadas y se comprometió a trabajar sobre la base del documento presentado.

Reivindicaciones del sector

Los dirigentes de AVA-Asaja, FEPAC-Asaja Castellón y UPA-PV se reunieron con la consellera, Elena Cebrián, para entregarle un documento son sus reivindicaciones. El documento en defensa de la citricultura valenciana para la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural señala que el sector citrícola valenciano se encuentra sumido desde hace demasiado tiempo en una difícil encrucijada que, un año más, ha vuelto a quedar patente en toda su crudeza con una crisis de precios que pone en el disparadero la rentabilidad de miles de explotaciones.

Los efectos de la globalización, plasmados en acuerdos comerciales de la Unión Europea con terceros países que —como el firmado con Sudáfrica— condenan a nuestros cítricos a situaciones de clara competencia desleal. A esta circunstancia se suman notorios problemas estructurales y graves asimetrías en la cadena alimentaria que se traducen en una coyuntura insostenible para los productores y que ha adquirido tintes endémicos.

Las casi 30.000 hectáreas de cítricos abandonadas en la Comunitat Valenciana durante la última década y la falta de relevo generacional son solo el fiel reflejo del lamentable estado de un sector que se desangra. Solo durante la presente campaña, las pérdidas que acumulan los productores de cítricos superan ya los 163 millones de euros.

Ante esta situación, consideramos que la Conselleria de Agricultura no solo debe implicarse al máximo en la defensa del sector citrícola dentro sus ámbitos competenciales sino, además, dar un paso al frente de manera decidida y ejercer de abanderada constante de sus intereses a la hora de plantear las reivindicaciones ante Madrid y Bruselas.

Para lograr este objetivo, sería preciso constituir una mesa de diálogo permanente con las entidades representativas del colectivo citrícola a fin de establecer un contacto fluido y constructivo que permita dar cauce a un plan de acción capaz de sentar las bases para revertir el rumbo del sector.

citricultores

El sector exige la puesta en marcha de medidas urgentes que contribuyan a paliar la dura crisis de precios. / AVA

En materia de reivindicaciones, dirigidas a las administraciones autonómica, nacional y europea, pensamos que hay que actuar en varias direcciones mediante la implementación de medidas a corto, medio y largo plazo.

Reclamaciones a corto plazo:

— Retirada de 250.000 toneladas para aliviar el mercado en fresco.

— Plan especial para la reparación de las infraestructuras agrarias dañadas por las lluvias.

— Plan de ayudas para aquellas parcelas inundadas que presenten afecciones en el arbolado por asfixia radicular.

— Aplicación del módulo cero en la declaración del IRPF 2018.

— Devolución o exención en su caso del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) rústico en los términos citrícolas.

— Puesta en marcha de las créditos bonificados y de ayudas de mínimis.

Reclamaciones a medio y largo plazo:

— Plan de reestructuración para las variedades precoces con problemas comerciales en el primer tramo de la campaña.

— Reforzamiento de la Oficina de la Comunitat Valenciana en Bruselas para que, en coordinación con las organizaciones agrarias, ejerzan la función de lobby permanente en defensa de nuestra agricultura.

— Nueva ley de la cadena alimentaria, en línea con la nueva legislación francesa al respecto, para que los precios que perciben los agricultores se fijen a partir de los costes de producción.

— Aprobación de una legislación a nivel comunitario sobre dicha materia.

— Aprobación de un seguro de mercado y mejora de los mecanismos de gestión de crisis dentro de la reforma de la PAC.

— Revisión de los acuerdos comerciales con terceros países a fin de establecer aquellas clausulas que garanticen la necesaria reciprocidad para poder competir en igualdad de condiciones.

— Medidas fitosanitarias más rigurosas para prevenir plagas y enfermedades.