Compuestos del aceite de oliva atacan células tumorales

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
EFEAGRO.

Una familia de compuestos naturales presente en el aceite de oliva, denominados oleósitos, es capaz de atacar las células madre tumorales (CMT) en animales de laboratorio

Aceite

El experimentado ha resultado un éxito en animales de laboratorio.

Estos datos se desprenden de un estudio del Instituto Catalán de Oncología (ICO)-Instituto de Investigación Biomédica de Girona (Idibgi).

El descubrimiento de que esta molécula, una vez aislada del aceite de oliva virgen en el que se encuentra en pequeñas cantidades, tiene esta capacidad ha sido publicado por la revista científica Carcinogenesis del Grupo Oxford University Press.

El estudio ha recibido también el Premio Internacional Castillo de Canera, que se entregará el próximo 16 de abril en Jaén y cuenta con la colaboración de la Universidad de California Davis.

ICO-Idibgi puso en marcha hace cinco años una aproximación metodológica multidisciplinar como la que utilizan las compañías farmacéuticas que desarrollan fármacos oncológicos para descubrir la posible existencia de nuevas moléculas con actividad antitumoral en el aceite de oliva.

“Nuestra hipótesis era que la denominada fracción minoritaria del aceite de oliva, que sólo representa el 2 por ciento de su peso pero en el que existen más de doscientos compuestos diferentes, podría ser utilizada como fuente natural de información sobre nuevas estructuras químicas capaces de inhibir funciones moleculares necesarias para las CMT”, explica uno de los responsables del estudio, Javier Menéndez.

Inicialmente se procedió a aislar y purificar las moléculas candidatas mediante técnicas de química analítica desarrolladas en la Universidad de Granada y, posteriormente, los investigadores de ICO-IDIBGI continuaron con la criba y la validación en cultivos celulares y en tumores de animales de laboratorio.

La estrategia de criba fue la de seleccionar compuestos capaces de penetrar en una célula e inducir un cambio fenotípico de interés que, en este caso, fue la desaparición de características funcionales únicas de las CMT como su capacidad para tolerar la presencia de drogas oncológicas o de generar pequeños microtumores en suspensión.

Una vez descubierta la molécula de interés con una actividad específica y potente contra las CMT en cultivos celulares se pasó a una segunda etapa de validación con su implantación en animales y se confirmó, según los investigadores, que la exposición a determinados oleósitos “durante unas pocas horas fue suficiente para impedir completamente su capacidad de iniciar la formación de tumores”.

Finalmente y con la colaboración de la empresa especializada en diseño computacional de fármacos Mind the byte se procedió a la caracterización atómica del mecanismo de acción de las moléculas con actividad anti-CMT.

Los investigadores han registrado la patente internacional de estos compuestos como nuevas terapias y han comenzado el diseño de nuevas moléculas capaces de mimetizar químicamente la actividad de los oleósitos contra las células madre tumorales.