La Comunitat Valenciana recupera la normalidad y prevé una cosecha de cítricos de 3.894.543 toneladas

Fruits from Chile FA18
Registro suscriptores
Óscar Orzanco. Redacción.

El aforo presenta un aumento de cosecha del 22,9% respecto al ejercicio 2017/2018, y un ligero descenso del 1,2% en comparación con la campaña 2016/17

cítricos

Las primeras estimaciones de cosecha reflejan una producción de cítricos de 3.894.543 toneladas. / Óscar Orzanco

Las primeras estimaciones realizadas por la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana para la campaña 2018/2019 prevén una cosecha de cítricos de 3.894.543 toneladas. Este volumen supone retornar a los niveles de producción normales, acordes con el potencial del sector citrícola valenciano, tras el acusado descenso registrado durante la pasada temporada. El aforo presenta un incremento de cosecha del 22,9%, es decir, 726.161 toneladas más respecto al ejercicio 2017/2018, que concluyó con 3.168.382 Tm, y un ligero descenso del 1,2% en comparación con la campaña de 2016/17. En un análisis más detallado por provincias, en Alicante la producción aumenta el 30,9%, en Castellón un 26,8% y en València un 19,3%.

Los datos del aforo citrícola fueron presentados ayer por la consejera de Agricultura, Elena Cebrían, el secretario autonómico de Agricultura, acompañada por Francisco Rodríguez Mulero, y el jefe del servicio de Estudios de la Conselleria, Juan Antonio Franco. La titular del agro de la Generalitat Valenciana destacó en rueda de prensa que “se trata de un volumen de cosecha equilibrado para atender la demanda de los mercados”.

Análisis por variedades y provincias

Las previsiones de la Conselleria prevén un aumento de la producción en la mayoría de las variedades, con 1.893.690 toneladas de naranjas (+22,8%), siendo el subgrupo Navel el responsable de representar el grueso de la producción. Se estima que las mandarinas alcanzarán 1.649.799 toneladas, con un aumento del 34,2% en Satsumas y un 29,4% en Clementinas.

Dentro de las Clementinas tempranas se prevé que la cosecha Marisol se recupere y que aumente la producción de Oronules y Clemenrubí. En cuanto a los limones, la cosecha se situará en 327.641 toneladas (+32,6%), y el incremento más importante se producirá en la variedad Verna. Por último, también se espera una mayor cosecha de pomelos, con 23.413 toneladas (+6,8%).

Por provincias, Alicante alcanzará una cosecha un 30,9% superior a la campaña 2017-2018 y un 5,6% superior a la 2016-2017. Los mayores incrementos se esperan en el grupo de los limones, principalmente Verna (+69.404 toneladas), y en el subgrupo Navel, destacando el incremento de la producción de Navelinas (+27.904 toneladas) y Navels tardías (+43.058 toneladas).

En Castellón se prevé un incremento de la cosecha citrícola del 26,8% respecto a la campaña pasada y ligeramente menor a la de hace dos campañas (–3,6%), siendo la mayor producción esperada de mandarinas la causante de este aumento. Y dentro de las mandarinas, se espera un crecimiento significativo en la producción de la Clemenules (+31,6% y +93.486 toneladas).

Y por último, en la provincia de València las estimaciones indican que esta campaña la cosecha citrícola será un 19,3% mayor que la temporada pasada, aunque un 2,5% inferior a la de hace dos, debido principalmente a las mayores producciones esperadas de naranjas y mandarinas.

cítricos

Presentación del aforo citrícola de la Comunitat Valenciana. / Óscar Orzanco

En cuanto a superficie, las estimaciones apuntan que por primera vez desde 2009 se ha frenado la reducción del área dedicada al cultivo de cítricos. Este año se han incrementado las nuevas plantaciones y recuperado campos, así que el área se mantiene estable (+0,33% en relación a la campaña pasada). El aumento más notorio se haregistrado en el cultivo de limón (+11%).

Sobre este tema, el jefe del Servicio de Estudios de la conselleria de Agricultura, Juan Antonio Franco, precisó que se ha observado un freno de las parcelas dedicadas al caqui, e incluso se ha detectado algunas reconversiones en naranjos, y la naranja vuelve a superar a la Clementina.

Buena calidad

En general, desde la Conselleria apuntan que la fruta presenta buena calidad, si bien los calibres de las variedades tempranas pueden ser menores. Los árboles han tenido una abundante floración y el cuajado ha sido normal, sin que la meteorología haya incidido significativamente. En general, las lluvias de finales de agosto y principios de septiembre serán beneficiosas para los calibres de la fruta que se recogerán a partir de mediados de octubre.

Por su parte, los episodios de pedrisco registrados este verano han afectado a la cosecha rebajando las cantidades de fruta que en un principio se preveían superiores a los cuatro millones de toneladas.

Fiabilidad del aforo

Durante la presentación del aforo, Elena Cebrián destacó que, para la estimación de la producción de la campaña 2018/2019, la Conselleria ha aumentado el esfuerzo técnico y económico hasta el punto de aforar 11.132 parcelas frente a las 7.588 de 2017. Es decir, se ha examinado un 50% más que para la anterior campaña. Este esfuerzo se traduce un aumento en la fiabilidad de los resultados.

La consellera ha resaltado que, de igual manera que la Comunitat Valenciana es líder en producción y exportación, también lo es en la transparencia y rigor en el aforo citrícola, que ha vuelto a recuperar su prestigio. De hecho, en la estimación de la campaña anterior, la desviación de la producción final respecto a las previsiones de la Conselleria apenas ha sido de 24.000 toneladas.