El Consell aprueba el Plan de Acción Territorial de la Huerta de Valencia

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

El Plan de Acción y Dinamización de la Huerta de València preservará más de 11.000 hectáreas de huerta amenazadas por los procesos urbanísticos e introduce medidas de apoyo a los agricultores

huerta

El PATHV que preservará más de 11.000 hectáreas de huerta./ Archivo

El Consell ha aprobado este viernes, 30 de noviembre, el Plan de Acción y Dinamización de la Huerta de València (PATHV), que preservará más de 11.000 hectáreas de huerta amenazadas por los procesos urbanísticos y por la especulación del suelo, e introduce medidas de apoyo a los agricultores.

El PATHV aborda, desde una visión supramunicipal e integrada, los problemas que tiene la huerta de València y que se centran en una falta de viabilidad del modelo agrícola, el envejecimiento de la población activa agraria, la presión urbanística sobre los suelos agrícolas, la fragmentación del territorio, informa la Generalitat.

Este espacio, de gran valor, también sufre, entre otros, la contaminación de las aguas por vertidos urbanos, la degradación del paisaje, la mejora de la eficiencia del riego, el deterioro del patrimonio cultural, la falta de concienciación ciudadana respecto de los valores de la huerta, la ausencia de una planificación integrada y el deterioro de los bienes y servicios ambientales.

Entre los objetivos, figura preservar los terrenos agrarios de la huerta de Valencia y recuperar los espacios degradados, así como garantizar la continuidad de los corredores ecológicos y funcionales, para evitar su fragmentación y falta de viabilidad, y mejorar los servicios ambientales de la huerta: lucha contra inundaciones, mitigación cambio climático o alimentos de proximidad.

También pretende orientar los nuevos desarrollos en la huerta de forma que sean compatibles con su protección, priorizando la regeneración de los tejidos urbanos existentes a los crecimientos de nuevo suelo; preservar y poner en valor el patrimonio cultural y el paisaje de la huerta y dinamizar la actividad agrícola y la mejorar la calidad de vida de los agricultores.

Además, busca impulsar la huerta con nuevas actividades económicas compatibles y complementarias con la actividad agraria y establecer un régimen de usos y actividades que permita compatiblizar la actividad productiva con la conservación activa de sus valores.

También fomentar medidas que favorezcan la presencia equilibrada de mujeres e incorporando a las mujeres a la titularidad de las explotaciones, y promover el acceso y disfrute público del paisaje de la huerta de València de manera respetuosa con la actividad agraria.

Para alcanzar el cumplimiento de estos objetivos, el PATHV propone un conjunto de acciones que han sido ampliamente debatidas en el proceso de participación pública con la finalidad de alcanzar el máximo consenso posible entre el conjunto de actores involucrados en la gestión de este espacio.

Mejora los bienes y servicios ambientales que presta la huerta: lucha contra las inundaciones, cambio climático, biodiversidad, absorción de contaminantes atmosféricos y mejora del confort climático.

El PATHV incentiva el mantenimiento de la vegetación arbórea existente, fomenta las buenas prácticas agrícolas que permiten menores emisiones de CO2, favorece la recarga de los humedales, frena la intrusión salina y limita formas de contaminación como la lumínica y la acústica.

Define unos espacios de crecimiento urbanístico futuro para los municipios (zonas rurales comunes), aunque la suma de estas superficies no podrá superar en ningún caso la de la huerta que se propone rehabilitar, y propone un plan de uso público centrado en la educación ambiental y la cohesión social.