Cooperativas Agro-alimentarias: El Pacto Verde encarecerá la producción

GIRÓ 2020
Fruit Attraction LIVEConnect
Gregal otoño 2021
EFEAGRO.

Para el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de la Comunitat Valenciana afirma que el Pacto Verde se traducirá en un incremento de las exigencias medioambientales y de los costes de producción

Cirilo Arnandis: “Las exigencias del Pacto Verde encarecerán los costes de producción y afectarán a la competitividad del sector en la Comunitat Valenciana”. / CA

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de la Comunitat Valenciana, Cirilo Arnandis, ha trasladado al ministro de Agricultura, Luis Planas, que “las prioridades políticas que quiere impulsar la Comisión Europea en el marco del ‘pacto verde’ se traducirán en un incremento de las exigencias medioambientales y costes de producción”.

Según ha informado Cooperativas Agro-alimentarias en un comunicado, Arnandis ha participado en una reunión con el ministro celebrada en la sede de la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana.

En el encuentro estaban presentes también el Secretario General de Agricultura y Alimentación del MAPA, Fernando Miranda, y representantes de diferentes organizaciones agrarias valencianas.

En su turno de intervención, Arnandis ha abordado en primer lugar el impacto que tendrá para el sector el ‘pacto verde’ europeo, eje legislativo y político de la Comisión presidida por Ursula von der Leyen, así como su influencia en el diseño de la PAC 2021-2027 y, dentro de las medidas que contempla, el desarrollo de la estrategia ‘De la Granja a la Mesa (From farm to fork)’.

Arnandis ha lamentado que “las prioridades políticas que quiere impulsar la Comisión Europea se traducirán en un incremento de las exigencias medioambientales y van a suponer un encarecimiento de los costes de producción, que va a tener un impacto directo en la rentabilidad de las explotaciones y en la competitividad del sector”.

En este sentido, ha incidido en que “desde el máximo interés por desarrollar una actividad respetuosa con el medio, hemos de disponer de un marco adecuado para fomentar la competitividad de nuestro sector, ya que las exigencias europeas a la producción y transformación no son equivalentes a los compromisos exigidos a los países terceros que exportan sus producciones al mercado comunitario”.

Ante esta circunstancia, el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias ha insistido en la importancia de avanzar en una verdadera reciprocidad, que “más allá de las demandas tradicionales del sector, deberá tener en cuenta las nuevas exigencias derivadas del desarrollo del Pacto Verde”.

Arnandis también ha recalcado la necesidad de establecer protocolos “comunes a todos los Estados miembro” para garantizar “una actividad inspectora en frontera que sea verdaderamente eficaz para detectar la posible entrada de cargamentos procedentes de terceros países, contaminados con plagas y enfermedades de las que estamos libres en estos momentos y que pueden suponer un riesgo de contagio para nuestras plantaciones”.

En lo referente a plagas y enfermedades, ha asegurado que “sufrimos diferentes crisis fitosanitarias, como las de la Xylella fastidiosa, el cotonet de Sudáfrica en cítricos o diferentes cotonets en cultivos como el caqui, ante las que el seguro debe ofrecer una respuesta a los productores, más allá de su importancia en crisis de mercado o relacionadas con inclemencias meteorológicas”.

Por último, el presidente de Federació ha abordado la situación de los acuerdos internacionales firmados por la Unión Europea, destacando que “se negociaron y firmaron en un contexto diferente al que vivimos hoy en día”, por lo que ha reclamado que “se revisen en el marco de la nueva PAC, atendiendo a las necesidades, demandas y situación actual de los sectores a los que afectan”.

Para Arnandis, “es inconcebible, por ejemplo, que España, como primer país exportador del mundo, solo envíe fuera de las fronteras comunitarias 300 millones de kilos de cítricos, mientras que países como Turquía o Egipto sean capaces de enviar al mercado comunitario 600 millones de kilos cada uno, con cero aranceles, en comparación con el 50 % al que tenemos que hacer frente los productores españoles para acceder a sus mercados”.