Crisis aceituna: el Gobierno estudiará ayudas a empresas

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
EFEAGRO.

El Gobierno abre la puerta a estudiar ayudas económicas a las empresas afectadas por la investigación de la Administración de EEUU a la aceituna negra española

Oliva

El Mapama está abierto a estudiar posibilidades de apoyos al sector.

Estas ayudas se plantean para afrontar el alto coste jurídico del proceso y, si fuese necesario, acudir junto a la Unión Europea ante la Organización Mundial del Comercio.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, y los representantes de la Interprofesional de la aceituna (Interaceituna) han mantenido  una reunión en Madrid para decidir los siguientes pasos que darán en el litigio con EEUU por el arancel impuesto a la aceituna de mesa.

En declaraciones a los medios, el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha asegurado que el Mapama está abierto a estudiar posibilidades de apoyos al sector a través de la extensión de norma -lo que necesitaría del acuerdo de la Interprofesional y que esta la solicite al Ministerio- o con actuaciones de las administraciones públicas.

Es decir, o bien de la Secretaría de Estado de Comercio, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente o incluso vía la Unión Europea (UE) para ayudar a paliar los gastos con los despachos de abogados de las empresas.

Asimismo, habrá que esperar a mayo o junio del año próximo para ver cuál es el resultado final de la investigación por parte de EUU y, a partir de ahí, si fuese necesario, “iremos conjuntamente con la UE la OMC”, ha afirmado, tras confía en que no sea necesario porque el proceso no llegue a mayores después del envío de la documentación requerida.

Cabanas ha valorado la colaboración entre la Secretaría de Estado de Comercio, el Mapama, la Unión Europea, la Junta de Andalucía y el conjunto del sector para responder al expediente y a la demandas de información complementaria por parte de EEUU.

Desde el primer momento el Ministerio “se ha involucrado” en el problema, llevando el asunto ante el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE y hablando incluso en una reunión específica del asunto con el comisario de Agricultura Phil Hogan.

El sector contará, en este contexto, con el apoyo de la UE y de los Estados Miembro, ha remarcado Cabanas.

En este sentido ha incidido en que las investigaciones realizadas por EEUU no solamente ponen en tela de juicio a las exportaciones de aceituna de mesa, sino el sistema de ayudas europeo en su conjunto.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha recordado, en declaraciones a los medios, que “hay que seguir avanzado de manera coordinada”.

Es una situación “injusta”, porque intenta que las empresas norteamericanas obtengan una ventaja competitiva, al establecerse un arancel a las compañías andaluzas, ha afirmado, tras reclamar que la UE siga apoyando al sector y, llegado el momento, valorar si hay que emprender acciones ante la OMC.

El secretario general de la patronal de exportadores Asemesa, Antonio De Mora, ha aclarado que EEUU ha adoptado medidas provisionales, en el marco del proceso antisubvención, y ahora viene la fase de “verificación”,en la que comprobarán si la información que les ha facilitado el sector es correcta, de lo que dependerá su decisión final.

Si no tuvieran en cuenta la información de España y sí las tesis de los dos firmas demandantes, EEUU podría imponer aranceles superiores a los aprobado cautelarmente; de hecho, las empresas americanas han solicitado “desde un 80%”.

Asimismo, ha asegurado que, desde la apertura de las investigaciones, ya se han perdido muchos contratos en favor de países como Egipto, Turquía o Marruecos, ha asegurado De Mora.

En la reunión de hoy, Asemesa ha pedido que se mantenga el trabajo coordinado como hasta ahora, que se pida la UE que presenta ya alguna queja ante la OMC por la “exigente” forma en la que es está llevando esta investigación y todo el apoyo técnico, de presión política y financiero a las empresas, que sufren un coste “desorbitado” para su defensa jurídica, de varios millones de euros.

Tras recordar que las empresas de aceituna no reciben ayudas específicas de la UE, De Mora se mostró “optimista” en ganar el caso.

Por su parte, las organizaciones agrarias COAG y UPA han criticado que las autoridades norteamericanas hayan puesto en duda todo el sistema de ayudas de la PAC, a pesar de que están dentro de la “caja verde” y, por tanto, compatibles con las reglas de la OMC.

El Gobierno de Estados Unidos anunció a finales de noviembre la imposición de un arancel cautelar a la aceituna de mesa negra española -al considerar este producto se importa por debajo de su precio de mercado gracias a las subvenciones que recibe- que oscila entre el 2,31 % y el 7,24 % y tiene carácter preliminar.

La medida es el resultado de la investigación que abrió en julio el Departamento de Comercio a instancias de Bell-Carter Foods y Musco Family Olive.