Más de 4.000 hectáreas de cultivo dañadas en la Costera por el pedrisco

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN

AVA-Asaja informa que la tormenta de granizo ha afectado sobre todo a los cítricos y los caquis de los términos municipales de Montesa, Vallada y Canals

Pedrisco-Costera

La piedra llegó a alcanzar el tamaño de una pelota de golf, por lo que los niveles de afección sobre los frutos provocados por su impacto son considerables. / AVA-ASAJA

El clima no está dando tregua a los agricultores valencianos durante este mes de julio. Si la semana pasada el pedrisco causó un verdadero desastre en la comarca de la Ribera, durante la tarde de ayer le correspondió a la comarca de la Costera engrosar la lista de zonas afectadas por las inclemencias meteorológicas. Efectivamente, una tormenta de granizo descargó con violencia en diversas áreas comprendidas entre los términos municipales de Montesa, Vallada y Canals.

En una primera estimación realizada por los servicios técnicos de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) se aprecia que al menos 4.000 hectáreas de cultivo han sufrido los desastrosos efectos de la piedra. Los cítricos, sobre todo, los caquis, y también el olivar y el almendro, si bien en menor medida, son los principales damnificados. En concreto, las hectáreas de cítricos que han resultado dañadas se sitúan en torno a las 2.800, mientras que en el caso del caqui la suma de terreno afectado se eleva a unas 500 hectáreas. Almendros y olivares se reparten el resto de esa superficie ya mencionada de unas 4.000 hectáreas que se han visto implicadas en el siniestro.

La piedra llegó a alcanzar en determinadas áreas el tamaño de una pelota de golf, por lo que los niveles de afección sobre los frutos provocados por su impacto son considerables, hasta el punto de que en no pocas explotaciones se da por perdida entre el 80% y el 90% de la cosecha de la futura campaña. En otras zonas, sin embargo, los daños oscilan entre el 30% y el 50% de la producción. Sea como fuere, las pérdidas económicas derivadas de este último episodio de granizo no bajarán de los 6,5 millones de euros en un cálculo conservador cuya cuantía podría incrementarse en los próximos días en función de la evolución de los cultivos afectados.

A la vista de la situación, AVA-Asaja solicita a Agroseguro que agilice al máximo las peritaciones para que los agricultores puedan percibir cuanto antes las indemnizaciones establecidas, al tiempo que reclama a las distintas administraciones -cada una en el ámbito competencial que le corresponda-, que aprueben y pongan en marcha medidas tan necesarias como rebajas de módulos fiscales, exención del IBI rústico, préstamos bonificados y condonación de cuotas a la Seguridad Social.