Descienden en 2017 las siembras de ajo en España

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

Los responsables de la Mesa Nacional del Ajo lo achacan principalmente a la sequía

ajos

El inicio de la campaña ha estado marcado por las inclemencias climáticas y una fuerte presión a la baja de los precios.

Una vez finalizadas las siembras del ajo temprano Spring y a falta de la variedad morada que se está iniciando, se constata en el conjunto de zonas productoras españolas un ligero descenso de la superficie dedicada al cultivo. Esta es una de las principales conclusiones a las que llegó la Asamblea de la Mesa Nacional del Ajo celebrada el pasado jueves, 9 de noviembre en Las Pedroñeras (Cuenca).

En la disminución está influyendo de forma clara la sequía que afecta a todo el territorio de siembra de ajo, y especialmente a las dos principales comunidades productoras, Castilla-La Mancha y Andalucía, en las que además se prevén importantes reducciones en las dotaciones de agua de riego a causa de la falta de precipitaciones y el crítico estado de pantanos u acuíferos.

Los representantes ajeros de Andalucía, Madrid, Castilla y León, Extremadura y Castilla-La Mancha que estuvieron presentes en el encuentro analizaron también los niveles de ajo almacenado y la coyuntura de mercado interior y exterior que se registra.

El inicio de la campaña actual ha sido denominado por el presidente de la Mesa Nacional del Ajo, Julio Bacete, como la de los “sobresaltos, las inclemencias meteorológicas y una fuerte presión bajista del comercio”, en la que con total probabilidad se ha cerrado un ciclo bueno de dos campañas consecutivas vivido por los profesionales del sector, que han sucumbido, sin razones objetivas, a la presión bajista del mercado. Ya desde los meses de primavera, con los almacenes muy bajos de existencias y el abastecimiento del mercado justo, desde diferentes ámbitos interesados se inició una guerra psicológica alertando del aumento de la cosecha y bajada de precios en China, y de la repercusión mundial que esto tendría.

Ello ha provocado que muchos agricultores nuevos, que en la pasada campaña optaron por el cultivo del ajo, al calor de la bonanza registrada, y sin adecuadas infraestructuras para el almacenamiento, perdieran los nervios y vendieran la cosecha a cualquier precio, no habiendo motivos para ello, cuestión que ya no tiene retorno, siendo el daño causado irreparable.

Para el sector, afortunadamente, este irregular inicio de campaña se ha ido corrigiendo en los meses posteriores. En la actualidad los precios de salida almacén del ajo manipulado no son los de la campaña pasada por estas mismas fechas, ya que manifiestan una reducción entre el 15-20%, pero sus niveles actuales son aceptables, estando las variedades Spring en torno a los 1.800 euros/Tm y la variedad morada en 2.500 euros/Tm.

Récord de producción

La reunión analizó igualmente con satisfacción los datos recogidos en las estadísticas oficiales del Mapama al mes de agosto, que indican que en España hemos alcanzado en la última campaña cifras récord en producción superándose las 260.000 toneladas, procedentes de una superficie aproximada de 26.000 hectáreas, cifras que representan un incremento de siembras del 25% con respecto a la campaña precedente y de casi el 30% en materia de producción.

Igualmente se analizó el comportamiento del Índice de Precios Origen-Destino (IPOD) registrado en lo que va de 2017, que denota que la brutal e injustificada caída de precios en origen a partir del mes de mayo, de más del 300%, no se ha trasladado al consumo interior que ha seguido pagando el producto a precios por encima de los 5 euros/kg.

Referente internacional

Hasta el mes de julio de 2017, según datos de COMEXT, las exportaciones españolas, tanto a destinos de la UE como a países extra UE, mantenían niveles similares a 2016, siendo los países de la UE nuestros principales clientes con precios medios que rondan los 2,40 euros/kg.

Similar situación registran las exportaciones a países extra UE, aunque los precios medios de venta a estos destinos bajan de los 2,10 euros/kg de 2016 a 1,80 euros/kg, descenso que influye en la media total de exportación de España a todos los destinos, que baja de 2,30 euros/kg a 2,10 euros/kg.

De mantenerse este ritmo de exportaciones en 2017, el año se cerrará probablemente con cifras en volumen similares a 2016 y una ligera caída de los precios medios.

El papel de China

Con más de 3.000 millones de toneladas de ajo almacenadas, China no ha dicho aún la última palabra, siendo su presencia actual en el mercado europeo muy floja, ya que el país asiático, principal abastecedor de la UE, registraba una cifra de 18.000 Tm, cantidad por debajo de las 45.000 Tm. de 2016.

Según Eurostat los precios de importación del ajo a la UE han aumentado, pasando de una media de 2 euros/kg a 2,30 euros/kg. Por volumen destaca Egipto, que al mes de julio ya había sobrepasado la cifra total de 2016, y también Perú con 570 Tm.

En lo que respecta a España las importaciones de ajo registran niveles bajos con 1.738 Tm frente a las 7.555 Tm de 2016. Los precios medios de todos los orígenes se incrementan, pasando de 1,70 euros/kg a 2,50 euros/kg al mes de julio. Francia es nuestro principal suministrador con 400 Tm, seguido de Portugal con 316 Tm y Perú con 204 Tm.