El dinamismo en la comercialización de vino eleva los precios

Ginés Mena. Efeagro.

El miedo de los operadores a una drástica caída de la oferta eleva los precios del vino

Los precios del vino mejoran. / Archivo

El dinamismo en la comercialización de vino permite una mejoría de los precios de venta, tanto del granel como del envasado. A esta tendencia ha ayudado el miedo de los operadores a una drástica caída de la oferta tras las últimas heladas en parte de Europa y norte de España, y por la sequía manchega.

Las exportaciones vitivinícolas crecieron un 8,7 % en valor durante el primer trimestre de 2017, hasta los 696,5 millones de euros; y esto es gracias al repunte de los precios. Aunque el volumen cayó un ligero 0,9 %, con 633,2 millones de litros, según los datos que maneja el Observatorio español del Mercado del Vino (OEMV).

Desde la Asociación de Empresas Vinícolas de Extremadura (Asevex), Jacinto Guerra remarca que desde mediados de mayo “se han animado” tanto los movimientos de vino como los precios, cambiando de tendencia respecto a la tranquilidad que reinaba desde Navidad.

Las perspectivas de una caída de la producción por la sequía han animado las transacciones, según ha subrayado Guerra. “Vemos la campaña con satisfacción porque se están agotando las existencias, y los precios son aceptables”, ha declarado.

La evolución de las salidas del vino extremeño es positiva hacia todos los destinos de la UE. Además de las expediciones a Portugal; país que compra habitualmente mucho producto. Tanto para abastecer su consumo interno, como para comerciar con sus antiguas colonias, ha valorado.

A nivel agronómico, todo apunta a que la vendimia 2017 vendrá con menos producción. Más aún si se mantiene un verano tan caluroso. Entre los “contratiempos”, destacan los rigores de la sequía que soporta buena parte del país. Así como las secuelas de las últimas heladas que afectaron a viñedos gallegos: Valdeorras, Monterrei, Ribera Sacra y Ribeiro; también de Castilla y León o La Rioja. A lo que se suma el impacto de los pedriscos pasados y los que puedan llegar estos días.

Sobre la evolución del sector en La Rioja, el último boletín del Gobierno regional (del 5 al 11 de junio) especifica que “los viñedos, favorecidos por las lluvias de la segunda quincena de mayo, avanzan en su evolución. Y finalizan la fase de cuajado aquellos que no se vieron afectados por las heladas de abril; siendo ya generalizados los despuntes”.

“El estado de las vides que sufrieron los efectos del hielo es más atrasado. Y su potencial productivo, basado en los racimos de los pámpanos crecidos a partir de las yemas ciegas y casqueras, es mucho más incierto y variable”, concreta el informe del Gobierno de La Rioja.

Los precios del vino tinto a granel de la cosecha de 2016 de La Rioja, percibidos por el agricultor, se encuentran en torno a los 24 euros por/cántara. Lo que equivale a 16 litros; según subraya el informe.

En líneas generales, el Mapama confirma que del 5 al 11 de junio, destacan repuntes del 4,20% en el precio del vino blanco a granel; hasta 2,76 euros por hectogrado de media. Mientras que los tintos rebotan el 2,99% hasta los 3,30 euros por hectogrado.

Por mercados de referencia, los blancos se pagan a 2,55 euros/hgdo en Albacete; 2,76 en Badajoz; 2,73 en Ciudad Real; 2,64 en Cuenca y 2,80 euros/hgdo en Toledo, informa el Ministerio. Mientras tanto, los tintos lo hacen a 3,49 euros en Albacete; 3,42 en Ciudad real y Cuenca; 3 en Badajoz; 3,59 en Murcia; 3,11 en Toledo y 3,23 en Valencia, de acuerdo con esta misma fuente.