EEUU confirma los aranceles contra la aceituna negra española

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
EFEAGRO.

La Comisión de Comercio Internacional de EEUU ha confirmado los aranceles a la aceituna negra de mesa española

aceituna negra de mesa

La ITC confirma los aranceles a la aceituna negra de mesa española. / Archivo

La Comisión de Comercio Internacional (ITC) de EEUU ha confirmado los aranceles a la aceituna negra de mesa española al decidir que las importaciones causan un “daño importante o son una amenaza para la industria californiana”, ha informado Asemesa en un comunicado.

Asemesa, asociación de exportadores e industriales de aceituna de mesa, ha anunciado que recurrirá a la justicia americana y pide a la UE que haga lo mismo ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Las razones y argumentos que han llevado a la ITC a tomar esta decisión se darán a conocer el 24 de julio cuando este organismo adopte formalmente su resolución final en el marco de la investigación sobre el daño, según el comunicado.

Tras la resolución final de la ITC, el Departamento de Comercio de EEUU adoptará sendas órdenes de imposición de derechos antidumping y derechos compensatorios de las subvenciones como resultado final de las investigaciones.

En la práctica, la decisión de la ITC supone la confirmación de los aranceles impuestos por el Departamento de Comercio el pasado 11 de junio del 34,75%, del que un 20% corresponde al procedimiento antidumping y el 14,75% restante al procedimiento antisubvencion.

Los aranceles se imponen por un periodo de cinco años prorrogables por cinco más y supondrán la pérdida de la práctica totalidad del mercado americano de aceituna negra para España, además de crear un “peligroso precedente para todos los productos agrícolas procedentes de la UE, al poner en cuestión el modelo de ayudas de la PAC”, según Asemesa.

La asociación ha lamentado que “se han cumplido los pronósticos y EEUU ha confirmado su amenaza contra la aceituna negra española y contra la PAC” y se pregunta “cuál será el próximo sector atacado”.

Tras sostener que la UE “no debería permitir que las autoridades americanas de defensa comercial cuestionen su modelo de desarrollo rural y de apoyo a la agricultura, ha pedido a la Comisión Europea que actúe “inmediatamente tomando las medidas que sean precisas, incluyendo el inicio de procedimientos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, según Antonio de Mora, secretario general de Asemesa.

Andalucía genera unas 450.000 toneladas de aceituna de mesa, que equivalen al 80% de la producción nacional y al 18% de la mundial, y surte con cerca de 100.000 toneladas anuales al mercado estadounidense, el 68,5% de todas las importaciones del país de este producto.

Vía de la OMC

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha señalado que si se confirman los aranceles “abusivos” a la aceituna negra de mesa española su “intención” es solicitar a la UE que examine la posibilidad de llevar el caso a la OMC, una “vía que no es sencilla”.

El ministro se ha expresado así tras conocer esta noticia, por la que ya le habían preguntado algunos portavoces, en el turno de réplica en su primera comparecencia ordinaria en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados.

“Es un tema de una gran importancia, porque afecta a una producción concreta dentro de la Política Agraria Común, y a una región concreta” pero que es “perfectamente aplicable al conjunto de las políticas”, ha señalado el ministro sin “querer ser agorero”.

Luis Planas ha recordado el apoyo al sector de los socios comunitarios en el último consejo de ministros del área de la UE, “preocupados” porque este caso pueda ser un precedente.

Así ha planteado dos escenarios, que finalmente la Administración Trump haga una revisión a la baja de los impuestos “que parece poco probable” o que se “confirmen los aranceles abusivos de entre el 30 y el 41%, que no tienen ni viabilidad económica ni técnica”.

Planas también ha aprovechado su turno de réplica para hablar de regadíos —una política que ha considerado “fundamental”, al igual que “el uso eficiente del agua”— y de las actuaciones para luchar contra la Xylella, una plaga contra la que ha asegurado se pondrán “todos los medios para contenerla” porque “hay demasiados cultivos que pueden ser afectados”.