El aumento de precios en alimentación se suavizó en julio con una subida del 2,2 %

Fruit Attraction LIVEConnect
Gregal otoño 2021
FEDEMCO 2020 1
EFEAGRO.

El precio de los alimentos y las bebidas no alcohólicas aumentó en julio un 2,2 % respecto al mismo mes del año anterior

Un puesto de frutas en el mercado madrileño de San Miguel. / Efeagro

Así lo reflejan los datos sobre inflación (IPC) publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que reflejaron en el cuarto y el quinto mes del año que la alimentación se encareció un 4 y un 3,5%, respectivamente, mientras que en junio el repunte se suavizó y se situó en el 2,8%.

El incremento del 2,2% en julio se debe sobre todo a que el aumento del precio de las frutas se ralentizó y a la caída del coste de las legumbres y hortalizas, según han señalado los autores del informe.

Aun así, la alimentación es la categoría que registró mayores subidas el mes pasado en tasa interanual y contrasta con el dato del IPC general, que se situó en el -0,6%.

En tasa mensual, los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas bajaron un 0,8% respecto a junio, muy cerca del 0,9% de caída observado a escala general, también con las frutas y las legumbres y hortalizas como protagonistas por sus caídas.

La caída del aceite continúa

En el caso de las bebidas alcohólicas y el tabaco, la subida fue del 0,5% en tasa interanual y del -0,1% en tasa mensual.

Por productos, los mayores repuntes en comparación con julio de 2019 fueron los de las frutas frescas (+9,6%), el azúcar (+7,3%) y la carne de ovino (+6,5%).

Sólo se abarataron cuatro categorías respecto a las cifras de hace un año: aceites y grasas (-4,2%), patatas y sus preparados (-3,9%), legumbres y hortalizas frescas (-0,3%) y huevos (-0,2%).

Frente a junio, la única subida fuerte de precio se registró en la carne de ovino (+4,4%), y entre los descensos destacaron los de las frutas (-5,8%), las legumbres y hortalizas (-2,7%) y las patatas y sus preparados (-2,3%).