El beneficio de DIA se desploma un 74% en el primer trimestre

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
Planasa Ajo
EFEAGRO.

La facturación neta de DIA baja un 10,4% debido sobre todo a la depreciación de los tipos de cambio en algunos de los países donde opera

DIA

DIA registró un beneficio neto atribuido de 4,4 millones en el primer trimestre.

La cadena de supermercados DIA registró un beneficio neto atribuido de 4,4 millones de euros durante el primer trimestre del año. Esta cifra supone una caída del 74% respecto al mismo periodo del año anterior.

En el informe de resultados de DIA, difundido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), señala una bajada de su facturación neta del 10,4%, hasta los 1.877,6 millones de euros, debido sobre todo a la depreciación de los tipos de cambio en algunos de los países donde opera.

La cadena de supermercados ha informado, asimismo, que entre enero y marzo remodeló 480 tiendas, un 44% del total previsto para el ejercicio 2018, un año para el que “la aceleración del crecimiento de las ventas” se mantiene como principal prioridad.

El resultado neto ajustado se situó en 28,6 millones de euros al cierre del primer trimestre, un 26,7% inferior al del mismo período de 2017, y las ventas brutas bajo enseña se contrajeron un 9,3%, hasta los 2.269,5 millones de euros.

Desde DIA —que además de en España opera en Argentina, Brasil y Portugal tras completar su salida de China recientemente— han destacado el “efecto negativo” en sus resultados de la devaluación sufrida por el peso argentino (31%) y del real brasileño (16%).

“Este primer trimestre de 2018 ha sido particularmente complicado en Brasil, donde la inflación de alimentación sigue en términos negativos y la confianza del consumo se encuentra en momentos de gran debilidad”, han explicado los responsables de la firma, que no obstante observan una “significativa mejoría de ventas” en dicho país desde marzo.

La compañía cuenta actualmente con 7.385 tiendas a nivel mundial (13 menos que hace un año) después de que en la Península Ibérica, que concentra el 72% de todas ellas, cerrara durante el último ejercicio 139 establecimientos, lo que fue compensado parcialmente por las 126 aperturas realizadas en Argentina y Brasil.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo se redujo un 21,5%, hasta los 91,1 millones de euros, y en términos ajustados cayó un 10,7%, hasta los 109,8 millones.

En España y Portugal, sus ventas netas alcanzaron 1.240 millones de euros, un 5,8% menos que en los tres primeros meses de 2017. Un retroceso que la empresa atribuye al descenso en un 2,8% de su superficie comercial. A ello se suma la remodelación de cerca de medio millar de tiendas en la Península Ibérica —que habitualmente supone su cierre temporal y hace bajar los ingresos—, frente a las 70 renovaciones realizadas entre enero y marzo del pasado año. En Argentina y Brasil, su facturación neta se desplomó un 18,2%, hasta los 635 millones de euros, por el efecto divisa.

La inversión de DIA durante el primer trimestre subió un 4,6%, hasta 90,2 millones de euros, y su deuda neta se incrementó en un 13%, hasta 1.186 millones.

El consejero delegado de la empresa, Ricardo Currás, ha destacado que la cadena es hoy en España “más competitiva a nivel de precio que el pasado año”, en línea con el cierre de 2017, cuando decidieron bajar precios y redujeron sus márgenes de rentabilidad.

“Esperamos una tendencia de recuperación positiva en ventas en Iberia para los próximos trimestres al mismo tiempo que progresan nuestros planes de renovación de tiendas, abriendo otras nuevas y mejorando la satisfacción del cliente; mientras que los mercados emergentes contribuirán con la mejora de las ventas comparables y más aperturas”, ha augurado.

En su informe de resultados, DIA ha precisado que el capítulo de ventas a través de Internet en España generó 18 millones de euros de ingresos en este primer trimestre, lo que supone un crecimiento del 48% respecto al dato de hace un año. Los títulos de la compañía cerraron ayer al alza, hasta los 3,7 euros, aunque desde que arrancó el año acumulan una devaluación del 14%.