El paro agrícola cae el 8,24 % anual en el segundo trimestre

FEDEMCO 2020 1
EFEAGRO.

El paro en la agricultura descendió el 8,24 % en el segundo trimestre respecto al mismo periodo de 2019, y se sitúa en 168.200 personas

La agricultura fue el único sector en el que se redujo el paro en tasa anual. / PROEXPORT

En el sector hubo 15.100 parados menos que entre abril y junio del año anterior, si bien el desempleo se incrementó en 3.800 personas respecto al primer trimestre de 2020, lo que supone un aumento del 2,33 %.

La agricultura fue el único sector en el que se redujo el paro en tasa anual, mientras que en comparación con el trimestre anterior el desempleo aumentó en todos los sectores.

La cifra total de desempleados creció en 55.000 personas (el 1,66 % más que entre enero y marzo), hasta los 3,36 millones de personas.

En general, el paro se elevó en 137.300 personas respecto al segundo trimestre de 2019, lo que representa un aumento del 4,25 %.

Mientras, la ocupación en la agricultura descendió el 5,67 % en el segundo trimestre respecto al mismo periodo de 2019, con 45.900 personas ocupadas menos, según los datos de la EPA.

En total, hubo 763.400 personas trabajando en el sector primario, 21.400 menos que en el primer trimestre, lo que supone una reducción del 2,72 %.

La caída de la ocupación en la agricultura respecto al anterior trimestre fue inferior a la registrada en otros sectores, aunque en tasa interanual la industria registró una menor bajada, del 4,42 %.

En términos generales, la ocupación se recortó el 6,05 % anual y el 5,46 % en comparación con el primer trimestre, con una cifra de ocupados de 18,6 millones de personas.

El estado de alarma decretado para contener la pandemia del coronavirus continuó vigente durante la mayor parte del segundo trimestre, lo que unido a las distintas fases de la desescalada tuvo un efecto importante sobre la Encuesta de Población Activa.

Muchos de los trabajadores que perdieron su empleo no pudieron buscar una nueva ocupación o tuvieron que permanecer en casa cuidando a familiares, por lo que se consideran inactivos y no parados, ya que este segundo término requiere búsqueda de empleo y disponibilidad para trabajar.