El sector de frutos rojos de Huelva mira a Latinoamérica para contratar en origen

Fruit Attraction LIVEConnect
Gregal otoño 2021
FEDEMCO 2020 1
EFEAGRO.

El sector de los frutos rojos de Huelva prevé ampliar el número de países en los que efectuar contrataciones en origen, que actualmente se concentran en Marruecos

frutos rojos

Desde el sector ya se ha trasladado a la Administración central esta intención de llevar contrataciones en origen a países latinoamericanos. / Archivo

Después de los problemas que han padecido esta campaña por la crisis sanitaria por la COVID-19 y el cierre de fronteras decretado por Marruecos, que ha tenido a 7.100 temporeras marroquíes en Huelva casi mes y medio más de lo previsto, consideran que “no pueden depender sólo de un país”, según ha indicado en rueda de prensa el presidente de Freshuelva, Alberto Garrocho.

Convencidos de la necesidad e idoneidad del sistema de contratación en origen para asegurar la mano de obra que año tras año se requiere para desarrollar esta campaña agrícola, consideran, desde el sector, que hay que ampliar el número de países.

“Marruecos no debe de ser sólo la línea a seguir, tiene que ser uno más, no podemos estar dependiendo de un país sólo, la idea es Moldavia y su entorno, Honduras u otros países sudamericanos”, ha señalado.

Desde el sector ya se ha trasladado a la Administración central esta intención de llevar contrataciones en origen con estos países: “Ahora deben de hacer sus deberes, contactar con estos países y montar un protocolo para que se pueda ir a seleccionar personal y un convenio de intercambio de trabajadores”.

Garrocho ha explicado que la principal ventaja de los países suramericanos es el idioma: “El que hablen nuestra misma lengua es una ventaja para los agricultores”; si bien, el obstáculo más importante es la distancia, por lo que también buscan fórmulas para facilitar ese desplazamiento.

Desde hace varios años el número de contrataciones en origen que se realizan con Marruecos oscila entre 17.000 y 19.000, si bien este año, como consecuencia de la crisis sanitaria sólo se han podido desplazar 7.200, lo que ha supuesto problemas de mano de obra para el sector.