Entra en vigor el plan de las Islas Baleares contra la Xylella fastidiosa

BANNER DE PRUEBA
Registro suscriptores

Este plan contra la expansión de esta plaga vegetal deberá ser validado por la UE.

C´tricoslineaapoyos

El Boletín Oficial de las Islas Baleares (Boib) publicó ayer la resolución de la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca por la que entra en vigor el protocolo de contención de la bacteria Xylella fastidiosa, un plan contra la expansión de esta plaga vegetal que deberá validar la Unión Europea.

La resolución firmada por el conseller Vicenç Vidal supone la sustitución del protocolo de erradicación, aplicado cuando se detectaron los primeros casos, por el de contención, puesto que se considera que la eliminación de árboles y plantas que conlleva la erradicación es inviable con la extensión que ha alcanzado la plaga.

El protocolo de contención implica la prohibición de exportación de vegetales desde Baleares, salvo las semillas. La medida estará en vigor durante un año y será revisada al concluir este plazo.

Además, se contempla la destrucción inmediata de todas las plantas infectadas de Xylella fastidiosa, pero no de todas las susceptibles de estarlo en cien metros a la redonda de cada ejemplar, como establecía el protocolo de erradicación.

El Govern balear, que cuenta con el respaldo del Ministerio de Agricultura para aplicar el protocolo de contención, confía en que la Unión Europea valide estas medidas, puesto que en otras regiones europeas afectadas por la misma plaga las ha aceptado en lugar de imponer la erradicación preventiva.

Aunque solo se han confirmado casos de plantas infectadas en Ibiza y Mallorca, la conselleria da por hecho “la dispersión de la plaga en todo el territorio de las Islas Baleares”, ya que las autoridades fitosanitarias competentes de la isla de Menorca han constatado la existencia de acebuches alrededor de la isla con síntomas visuales similares a los de la afección por la bacteria.

Existe, además “una probabilidad elevada de propagación de la plaga por los insectos vectores entre la isla de Ibiza y Formentera”, ha añadido la conselleria.