Expertos buscan soluciones ante el hongo Fusarium Raza 4 Tropical que amenaza al banano

Registro suscriptores
EFEAGRO.

Expertos de todo el mundo se reúnen esta semana para analizar acciones frente al hongo Fusarium Raza 4 Tropical

Fusarium Raza 4 Tropical

El Fusarium Raza 4 Tropical es considerado como la gran amenaza para las plantaciones de banano en América. / Archivo

Expertos de todo el mundo se reunirán esta semana para analizar acciones de combate y contención del hongo Fusarium Raza 4 Tropical, que es considerado como la gran amenaza para las plantaciones de banano en América.

El Primer Taller Global de Trabajo Fusarium Raza 4 Tropical, organizada por la Corporación Bananera Nacional de Costa Rica (Corbana), se celebrará el 21 y 22 de noviembre en Miami, Estados Unidos, en donde los expertos buscan brindar a los productores bananeros de toda la región los últimos avances y medidas para evitar que esta plaga afecte sus plantaciones.

“El marchitamiento por Fusarium Raza 4 Tropical (Foc R4T) es de las peores enfermedades que pueden dañar a las musáceas. El Fusarium es capaz de sobrevivir hasta por 30 años en el suelo”, explicó el gerente de Corbana, Jorge Sauma.

Este hongo, que ya ha sido detectado en Colombia, es considerado como la gran amenaza que acecha a las plantaciones de la región debido al gran impacto que podría causar en el empleo y en la seguridad alimentaria, explicó Corbana.

“El arribo del Foc R4T es propiciado por diferentes maneras, se podría transportar en los zapatos o la ropa de una persona que haya ingresado a una finca contaminada y por tal razón es vital que toda la industria bananera tome medidas de bioseguridad para evitar la diseminación de la plaga”, declaró el director del Centro de Investigaciones de Corbana, Jorge Sandoval.

El Fusarium Raza 4 se encuentra actualmente en el sureste de Indonesia, Malasia, Filipinas, China, el norte de Australia y la India, así como en Pakistán, Jordania, Israel, Líbano, Mozambique y Colombia.

Se estima que más de 100.000 hectáreas de plantaciones ya están afectadas por la enfermedad. Los esfuerzos de la comunidad científica y de las autoridades fitosanitarias se concentran en evitar a toda costa el ingreso del patógeno a más países y en buscar soluciones para combatirlo.