Extremadura apuesta por el tomate

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top

La comunidad rebaja ligeramente la superficie dedicada al maíz en favor del cultivo del tomate.

lineaapoyos

ExtremaduraLa comunidad autónoma de Extremadura ha sembrado este año aproximadamente 2.000 hectáreas menos de maíz que en la campaña anterior, lo que supone un descenso del 4 por ciento, una circunstancia que se debe a que los agricultores han optado por el cultivo de tomate.

El presidente de la Agrupación de Cooperativas de Extremadura (Acopaex), Domingo Fernández, ha indicado a Efe que esa “ligera” reducción se debe a que se destinarán este año más hectáreas al cultivo del tomate. No obstante, considera que esa reducción “no es significativa”, sobre todo teniendo en cuenta que no se debe a circunstancias relacionadas con el cultivo.

En este sentido, ha explicado que Acopaex ha llevado a cabo diversos trabajos para incrementar y mejorar las instalaciones de cara a la cosecha del maíz destinado a consumo humano, que representa un 10 por ciento de este cultivo en la comunidad.

La mayoría del maíz extremeño se destina al consumo animal, que en los últimos tiempos también ha mejorado debido a la recuperación progresiva de algunas ganaderías como el porcino.

Domingo Fernández ha recordado que Extremadura apostó hace algunos años por vender en otros países maíz para consumo humano, aunque la competencia mundial es “importante”.

Por otro lado, el sector espera que la situación de precios mejore en este área, pues como en el resto de cereales —trigo, cebada— los niveles actuales son “bajos” debido a las estrategias a nivel mundial.

“Este año los precios han estado muy bajos y aún es pronto para conocer como se desarrollarán en el futuro, —ha indicado el máximo responsable de Acopaex— aunque el sector espera que puedan subir”.

El presidente de la Agrupación de Cooperativas de Extremadura (Acopaex) ha manifestado que la situación de los precios no es positiva para el sector, aunque ha recordado que “tampoco hay mucho más para escoger” pues el regadío extremeño en este segmento queda limitado al tomate y al arroz.

Domingo Fernández ha indicado que las últimas lluvias han venido bien al maíz en el inicio de su siembra, mientras que sería “positivo” que las precipitaciones continuaran en unos niveles normales de cara al tomate. En su opinión, si las lluvias se mantienen durante primavera también serán positivas para cultivos como los cereales de invierno y para la alimentación natural del sector ganadero.

Fernández ha recalcado que en las primeras semanas es “necesario” que llueva para el maíz, pues posteriormente se riega, y es fundamental que no haga mucho frío.