La cara y la cruz que está teniendo la gota fría para el campo valenciano

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
Efeagro.

La lluvia, en principio, ha sido beneficiosa para el campo. Sin embargo, hay temor a la proliferación de enfermedades en los cultivos por la humedad

gota fría

Campo inundado debido a las instensas precipitaciones. / La Unió

Las primeras estimaciones hablan de lo bien que ha venido la lluvia para llenar acuíferos y para el campo que estaba seco. Sin embargo, hay temor a la proliferación de enfermedades en los cultivos por la humedad. La lluvia caída como consecuencia de la gota fría ha sido positiva hasta este momento para los agricultores y los ganaderos de las provincias de Castellón y València, que están expectantes ante el volumen de agua que pueda acumularse en los campos si sigue lloviendo y las temperaturas de la próxima semana. Precisamente uno de los mayores temores es la proliferación de enfermedades, especialmente fúngicas, entre los cultivos si suben las temperaturas. Es la cara y la cruz de estas lluvias torrenciales.

El presidente de Fepac-Asaja, José Vicente Guinot, ha manifestado que en general las lluvias están siendo muy positivas al caer durante varias horas, y aunque se han producido algunas inundaciones no se ha registrado ningún problema grave.

En el interior norte de la provincia de Castellón, el agua ha sido “muy bienvenida” por los agricultores y ganaderos, ya que el monte estaba seco y lluvias de 140 o 150 litros por metro cuadrado son “bien recibidas” y han causado escasos daños, según ha explicado.

En la zona del Baix Maestrat (Benicarló, Vinaròs) el agua no ha provocado daños en la alcachofa, al contrario, en un momento en que está iniciando su crecimiento, el volumen acumulado hasta ahora puede ser positivo y los agricultores están “bastante contentos”.

Para los cultivos de secano (almendro, olivo), el agua será positiva para el desarrollo de las producciones, y en cuanto a los cítricos, la clemenules puede beneficiarse al no estar plenamente maduro y aumentar así su calibre y la cantidad de zumo para conseguir “un producto de máxima calidad”, ha destacado Guinot.

Expectantes ante la evolución de las lluvias

El presidente de Fepac ha indicado que ahora hay que ver si continúa lloviendo unos días más, si las temperaturas son las propias del otoño, entre 18 y 20 grados, o si, por el contrario, vuelve el calor, que podría originar hongos y plagas.

La Unió ha coincidido con esta preocupación ya que, si tras este episodio de lluvias, se produjera un aumento importante de temperaturas, podría haber un problema fitosanitario en forma de hongos. La organización agraria ha informado de que está a la espera de la conclusión del temporal de lluvias para hacer un balance definitivo, pero indica que de momento no ha provocado daños significativos en los cultivos.

En infraestructuras agrarias sí se han producido daños por caminos destrozados y por ellos no se puede transitar y, por tanto, acceder a las parcelas. La Unió ha avanzado que reclamará un plan urgente de arreglo de caminos a las diferentes Administraciones (Ayuntamientos, Diputaciones y Generalitat) para restablecer la normalidad.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) ha concretado que se han producido desperfectos en invernaderos, infraestructuras agrarias y caminos rurales.

Por cultivos, La Unió ha puntualizado que las lechugas podrían tener problemas de deterioro comercial si los campos se mantienen inundados pero, en general, las lluvias de las últimas horas servirán para ahorrar riegos, recargar los acuíferos, limpiar los árboles ante posibles plagas y regenerar los pastos para alimentación de los animales.

Según AVA, los agricultores están preocupados por que la excesiva y prolongada humedad podría desatar un proceso de podredumbre en la paja del arroz, lo que podría generar la contaminación de las aguas y mortandad de peces en el lago de la Albufera.

AVA aconseja a los agricultores que drenen con la máxima celeridad posible los campos con acumulación de agua importante para evitar la aparición de hongos perjudiciales para el cultivo.

El temporal está interrumpiendo la recolección de la campaña citrícola, así como a las hortalizas y el caqui, que por el momento solo han tenido problemas concretos por inundación de parcelas, según esta organización agraria.

Reacciones de UPA

Desde UPA, están pendiente también de las enfermedades que puedan proliferar en los cultivos de la huerta valenciana tras la gota fría que está descargando importantes cantidades de lluvias en La región. Así lo ha asegurado el secretario general de UPA en dicha comunidad autónoma, Rafael Cervera, quien ha informado de que habrá que esperar a que cesen las lluvias para poder entrar en el campo y hacer una valoración de los daños y los cultivos afectados, así como una inspección del terreno para evitar dichas enfermedades.

La humedad que está adquiriendo el terreno —unido a la posibilidad de altas temperaturas en los próximos días— supone un riesgo elevado de proliferación de hongos, que tendrán que ser tratados con fungicidas, y de “asfixia radicular”, que provoca falta de oxígeno en las raíces de la planta y puede provocarles la muerte.

En cuanto a los cultivos que más pueden verse afectados, están los del tomate y las clementinas tempranas, según ha señalado. No obstante, hay una parte positiva en estas fuertes lluvias y es que, según Cervera, está recargando los acuíferos y ello supondrá un abaratamiento de los costes al poder prescindir de los pagos para los riegos localizados.