ILIP en primera línea en el uso de PET reciclado

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN

ILIP ha sido autorizada por EFSA para la fabricación de embalajes alimentarios y hortofrutícolas 100% de R-PET de uso alimentario

ILIP

Roberto Zanichelli asegura que la atención puesta en la sostenibilidad está estrictamente relacionada con la identidad de ILIP. / ILIP

ILIP cierra el año 2018 con 30.000 toneladas de botellas de PET posconsumo introducidas nuevamente en el ciclo productivo anual, equivalentes a la totalidad de botellas de PET recuperadas en la región de Emilia Romagna, y 75.000 toneladas menos de CO2 emitidas al medioambiente gracias a la sustitución del PET virgen.

Este es el balance del procesamiento de PET reciclado dentro del grupo ILPA, del que ILIP es la sociedad principal. La empresa, uno de los principales fabricantes europeos de embalajes de plástico para alimentos, suministra productos 100% de R-PET FOOD GRADE, aptos para contacto directo con alimentos, gracias a un proceso de descontaminación autorizado por EFSA, autoridad europea de seguridad alimentaria.

“La atención puesta en la sostenibilidad está estrictamente relacionada con la identidad de ILIP, y con la responsabilidad que asumimos como fabricantes de embalajes de plástico. En nuestro sector, somos uno de los primeros que hemos afrontado este asunto, con inversiones y proyectos que se están materializando, –explica Roberto Zanichelli, Business Development & Marketing Director de ILIP – el desafío del futuro en Europa será la difusión de la economía circular, nosotros somos pioneros en ello, gracias al completamiento del ciclo de PET dentro del grupo mismo”.

ILPA Group, con sus empresas AMP, ILIP y MP3, ha sido el primero en Europa en obtener el control y la gestión de la totalidad del proceso (bucle cerrado) de reciclaje de R-PET. Desde 2012 gestiona autónomamente la cadena de aprovisionamiento y reciclaje de las botellas posconsumo y emplea sólo escamas de R-Pet posconsumo recicladas internamente. Todos las etapas de los procesos se controlan directamente, desde la selección, lavado, trituración y extrusión hasta la realización de nuevos envases de R-PET para alimentos.

“Este bucle cerrado es un elemento fundamental de la economía circular –continúa Zanichelli– que nos permite seleccionar y hacer el seguimiento del material posconsumo desde el origen, como exige la estricta normativa en vigor. Nuestro objetivo final es lograr el ciclo “punnet 2 punnet ILIP”, donde todas las cestas, tras el consumo, se reincorporen al ciclo productivo “renaciendo” como producto nuevo. Una cadena virtuosa que, como demuestran los números, reduce significativamente la huella de carbono de la totalidad del proceso productivo”.

Hoy en día ILIP suministra bandejas para el mercado hortofrutícola de plástico reciclado con un contenido de R-PET de como mínimo el 85% y de hasta del 100%, en función de las exigencias del cliente.

El Grupo ILPA, además, forma parte del Thermoforming Working Group de Petcore Europe, la asociación que representa la cadena completa del PET en Europa, cuyo objetivo es el desarrollo del reciclaje de bandejas y envases para alimentos de PET y R-PET; y está asociado al PSE (Pet Sheet Europe), organismo fundado en 2016 como grupo sectorial de EuPC (European Plastics Converters), cuyo cometido es promover el uso de envases de PET y R-PET y su reciclaje.