Iniciativas para paliar la crisis de los cítricos españoles

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
VALENCIA FRUITS. REDACCION.

La crisis citrícola que estamos viviendo se agrava con la entrada de productos de países terceros, en los cuales la calidad e inspección es mucho menor que la local

Naranja

Las protestas sucedidas en la Comunitat son debidas a la crisis que está viviendo el sector citrícola.

El pleno del Congreso ha aprobado por unanimidad una moción de Compromís con la que pide al Gobierno que no se importen cítricos de África del Sur sin garantías de una inspección adecuada.

Todos los votos (los 341 emitidos) han sido a favor, por lo que sale adelante esta petición que, en concreto, se refiere a la aplicación de una cláusula de salvaguarda del Acuerdo de Asociación Económica de la UE con la Comunidad de Estados de África del Sur, y así, no se importen cítricos de estos países sin una inspección adecuada.

La iniciativa proviene de la interpelación que el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, dirigió hace semanas a la ministra de Economía, Nadia Calviño.

El diputado valenciano, entonces, destacó, leyendo titulares de prensa, que “África del Sur inunda Europa de cítricos y amenaza la naranja de la Comunidad Valenciana”.

El problema se concreta en que dicha fruta llega directamente a los supermercados mientras la de la Comunitat Valenciana se queda, en ocasiones, sin recolectar, con las consiguientes pérdidas que ello está provocando en los agricultores locales.

Las movilizaciones en la Comunitat Valenciana se han sucedido en los últimos meses para, en palabras del portavoz de Compromís, dar “una señal de alarma” ante el derrumbe de los precios. 

Medidas urgentes para proteger la citricultura valenciana

Las protestas sucedidas en la Comunitat son debidas a la crisis que está viviendo el sector citrícola. Los citricultores están vendiendo el kilo de naranja a 10 céntimos, mientras que les cuesta 20 céntimos producirlo. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha pedido al Gobierno y a la Unión Europea la adopción de medidas “inmediatas” para proteger el sector citrícola de la Comunitat Valenciana y ha insistido en que se exijan las mismas condiciones fitosanitarias a los productos de fuera.

Puig ha hecho estas declaraciones en el Senado, después de la aprobación de una moción para instar al Ejecutivo central a la adopción de determinadas disposiciones para hacer frente a la crisis que sufren los cítricos valencianos, han informado fuentes de la Generalitat.

Para Puig, la acción de la Unión Europea ante esta crisis es “fundamental” y por eso ha pedido que considere la agricultura mediterránea como un importante motor económico de la Comunitat Valenciana y que apoye al sector con medidas.

Ha lamentado el contexto en que se encuentran los agricultores valencianos con rentas bajas, que pone en peligro la existencia de la agricultura, y ha recordado que la posible aplicación de la cláusula de salvaguardia en los acuerdos comerciales con países terceros “es una oportunidad que hay que hacer legalmente”.

También ha pedido que no se haga demagogia en este asunto ya que el PP días pide la aplicación de la cláusula de salvaguardia, pero fue este partido el que firmó el acuerdo con países procedentes de África.

El pasado día 7, Puig anunció el envío de una carta al comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, en la que proponía la creación de un observatorio para frutas y verduras con el fin de obtener datos estadísticos del sector en tiempo real y así afrontar los posibles retos.

También remitió otra carta a la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, para que “la libre competencia y la igualdad de condiciones fitosanitarias” regulen la entrada de cítricos del exterior.

Ayudas a las explotaciones citrícolas

Por su parte, la Conselleria de Agricultura ha abierto un periodo de consulta pública para la orden de la consellera, Elena Cebrián, por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas destinadas a explotaciones citrícolas de la Comunitat Valenciana.

Según informa la Generalitat, el documento forma parte del conjunto de medidas adoptadas para mejorar la precaria situación económica que vive la citricultura valenciana, y evitar así el abandono definitivo de numerosas parcelas agrícolas afectadas.

La problemática de la actual campaña de comercialización, han explicado desde la Conselleria, incide negativamente en la situación económica por la que atraviesa el sector citrícola de la Comunitat, lo que hace “necesaria y urgente” la adopción de medidas de apoyo al sector.

Con esta medida se pretende evitar que numerosas parcelas agrícolas que se han quedado por recolectar en la actual campaña de comercialización sean definitivamente abandonadas y, de este modo, disminuya la actividad económica, se pierdan puestos de trabajo en el sector o se deteriore el medio ambiente.