Una investigación del Cicytex sobre el arroz salvaje obtiene el Premio Anual SEMh

Registro suscriptores
BANNER DE PRUEBA

El arroz salvaje es problemático para los agricultores ya que pertenece a la misma especie que el cultivado y tienen gran similitud

FatimaEl trabajo ‘Origen y variabilidad genética de poblaciones de arroz salvaje en Extremadura’, realizado por la tecnóloga del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex) Fátima Mendoza, ha obtenido el Premio Anual SEMh concedido por la Sociedad Española de Malherbología. Esta asociación sin ánimo de lucro fomenta la investigación, el desarrollo y la divulgación de cuestiones relacionadas con la biología y el control de las malas hierbas en los cultivos.

El jurado ha tenido en cuenta, entre otras cuestiones, la originalidad del trabajo premiado, su calidad científico-técnica, la contribución a la divulgación de la Malherbología y su repercusión agronómica, ha informado la Junta de Extremadura en nota de prensa.

Según se detalla en este trabajo, aproximadamente 30 especies de malas hierbas infestan los campos de arroz a nivel mundial. En Extremadura, los géneros más problemáticos son: Echinochloa; Leptochloa; Cyperus y la conocida comúnmente como arroz salvaje. Su control resulta muy complicado en la mayor parte de los casos por su capacidad de propagación y persistencia, fácil dispersión tanto espacial como temporal o capacidad para crecer en condiciones adversas.

Por ello, de todas estas malas hierbas el arroz salvaje es especialmente problemático para los agricultores, ya que pertenece a la misma especie que el arroz cultivado, por lo que su control selectivo en los arrozales es casi imposible y su erradicación muy difícil debido a la similitud entre ambos. Además, causa graves daños económicos al deteriorar la calidad del arroz comercial.

También dificulta su control el hecho de que tanto la producción de semillas como el periodo de latencia de las mismas es mayor que en el arroz comercial, tal y como explica en su estudio la tecnóloga de Cicytex Fátima Mendoza.

EnsayoEn su investigación, Mendoza ha llevado a cabo una caracterización morfológica y molecular de un total de 74 muestras recolectadas en las campañas de los años 2008 y 2009 en las principales zonas arroceras de Extremadura. Se han comparado ambas caracterizaciones y finalmente se han estudiado las semejanzas que existen con las variedades comerciales de arroz más utilizadas.

Los resultados obtenidos indican que existe una gran variabilidad morfológica y genética entre poblaciones, lo que significa que no se han encontrado rasgos que distingan de forma clara el arroz salvaje de las variedades principalmente cultivadas en la región.

lineahgris

Te puede interesar

lineahgris

Arroz

Los arroceros viven una campaña anómala por el clima y con ingresos ajustados

lineahgris

Con respecto a su origen, sí se han identificado dos tendencias en su evolución en Extremadura: por una parte se han encontrado muestras que se mimetizan con el cultivo y tienen características muy similares a las variedades comerciales y, por otra parte, existen poblaciones que se han ido adaptando al ambiente, con mucha mayor variabilidad morfológica.

Aunque esta gran diversidad complica el control de la mala hierba, la responsable de este estudio recomienda unas pautas que pueden ayudar a evitar su propagación. Para ello, propone la implementación de técnicas de siembra en seco del arroz, el uso de variedades comerciales más competitivas o la utilización de herbicidas para su control integrado, variedades clearfield, entre otras.

Este estudio forma parte de un proyecto mayor en el que se han analizado 326 muestras procedentes también de otras regiones arroceras españolas y de Portugal, y que se dará a conocer en los próximos meses.

En Extremadura el cultivo de arroz ocupa una superficie aproximada de 24.500 hectáreas, con una producción de 182.223 toneladas. Está localizado principalmente en las Vegas del Guadiana, siendo las Vegas Altas la zona que concentra la mayor superficie (95%) y producción (80%), mientras que el resto se encuentra en la comarca de las Vegas Bajas, y una pequeña superficie en las vegas del río Alagón. Las variedades más comunes cultivadas en la región son Gladio y Thaibonnet, ambas de grano largo.