Las cooperativas reclaman más recursos para continuar la tecnificación del campo valenciano a través de la Red de ATRIAs

Registro suscriptores
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN

Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana organiza en el IVIA la jornada de final de año de la Red de ATRIAs (Agrupaciones para el Tratamiento Integrado en Agricultura)

Jornada ATRIAs

Durante la jornada se han abordado temas relacionados con la innovación en el sector agroalimentario, la higiene en la producción primaria y el impacto de la futura PAC 2021-2027 en la Agricultura mediterránea. / CACV

Alrededor de 90 personas, entre representantes de cooperativas y de la Administración autonómica, se dieron cita el pasado 22 de noviembre en el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), para participar en la jornada de final de año de la Red ATRIAs (Agrupaciones para el Tratamiento Integrado en Agricultura), organizada por Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana.

La inauguración de la jornada ha corrido a cargo del director de Federació, José Vicente Segarra; del director del IVIA, Enrique Moltó; y del jefe de Servicio de Sanidad Vegetal, Vicente Dalmau. Durante su intervención, Segarra ha destacado que “las agrupaciones, que nacieron como herramientas de cambio y mejora en el sector, con el objetivo de transitar hacia modelos de producción más sostenibles, se han convertido con el paso de los años en un elemento fundamental de las cooperativas”.

Manuel Láinez, consultor estratégico y colaborador de Federació en la elaboración del I Plan de Innovación del Cooperativismo Agroalimentario Valenciano, ha tomado la palabra a continuación para reflexionar sobre el papel que juegan las ATRIAs como herramienta de innovación. Láinez ha destacado que la capacidad que han desarrollado desde hace más de 25 años para poner en común el conocimiento de sus integrantes en beneficio del conjunto de la Red hace que sean un elemento clave de cara a la integración en hubs con otros agentes relevantes dentro del ecosistema de la innovación. Ha apuntado a cuestiones concretas, como el trabajo digital y colaborativo en materia de plagas y enfermedades de los cultivos, la digitalización en la trazabilidad de su incidencia o la reducción del impacto ambiental en su control, a través de la identificación precisa de los lugares a tratar, de la reducción de la deriva en la aplicación de productos fitosanitarios o de la disminución en el consumo energético, de agua y de carburantes, así como en la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

A continuación, Ana Vargas, técnica de la subdirección general de Sanidad e Higiene Vegetal y Forestal del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha compartido con los asistentes una serie de reflexiones y consideraciones al respecto del cumplimiento del RD 9/2015, sobre Higiene en la Producción Primaria Agrícola. Durante su intervención, ha abordado cuestiones como el Registro Geenral de la Producción Agrícola (REGEPA), el Programa Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria (PNCOCA), las guías de buenas prácticas publicadas por el Ministerio, entre otros temas Vargas ha destacado que se avanza a buen ritmo, pero que todavía queda mucho camino por avanzar y que es necesaria la participación de las Comunidades Autónomas y del conjunto del sector para garantizar su adecuado cumplimiento, que redunda en “mayor seguridad alimentaria y un aumento de la confianza de los consumidores”.

Tomás García Azcárate, subdirector del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del Centro Superior de Investigaciones Científicas (IEGD-CSIC), ha abordado a continuación una cuestión de gran interés para el conjunto del sector agroalimentario: el impacto de la PAC 2021-2027 en la Agricultura mediterránea. García Azcárate ha destacado en primer lugar que la PAC no entrará en vigor al menos hasta 2023, y que en el periodo de dos años comprendido entre el fin de la anterior PAC y el previsible inicio del siguiente periodo de programación, se establecerán medidas transitorias, si bien no está claro con cargo a qué presupuesto. Ha considerado la PAC 2021-2027 como la de la transición ecológica, ya que se apuntará a la mitigación del cambio climático como una de las principales prioridades de la PAC. Para ello, se reforzará la condicionalidad en el primer pilar. Es este escenario (menor presupuesto, mayores objetivos), cobrarán gran importancia el nuevo sistema de diseño de Planes Estratégicos Nacionales y las medidas que cada Estado miembro detalle dentro del marco general de cumplimiento de objetivos de la PAC.

La segunda parte de su intervención ha estado centrada en los retos para el sector de Frutas y Hortalizas. García Azcárate ha destacado que, como buena noticia, la partida presupuestaria dedicada a los fondos operativos de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) no tiene asignadas limitaciones en estos momentos. En el escenario de aplicación de la futura PAC, también tendrá importancia paralelamente la entrada en vigor del nuevo Reglamento sobre Prácticas Comerciales Desleales, que debe ayudar a reequilibrar la cadena agroalimentaria. Asimismo, ha establecido como grandes retos un control fitosanitario eficaz ante las amenazas globales, la reciprocidad en los protocolos de importación, la clarificación de las reglas de Competencia, el relevo generacional, la apertura de nuevos mercados al tiempo que se apuesta también por circuitos cortos de comercialización o el impulso del transporte intermodal de mercancías, entre otros temas.

El presidente de Federació, Cirilo Arnandis, y el director general de Desarrollo Rural, David Torres, han clausurado la jornada. Arnandis ha destacado que el funcionamiento de la red “es, en esencia, una extensión de los principios y valores cooperativos”, y que “son necesarios más recursos para la tecnificación del campo valenciano”. En este sentido, ha aludido a cuestiones como las labores de coordinación de la Red desarrolladas por Federació o la formación continua y la mejora de competencias de los técnicos y técnicas.

En lo referente al PDR de la Comunitat Valenciana, ha incidido en temas clave para el futuro del sector, como la instalación de jóvenes agricultores, las ayudas para la realización de inversiones en las explotaciones o el impulso a medidas agroambientales. Arnandis también ha mostrado el descontento de Federació por la gestión de la Orden de proyectos piloto de cooperación y ha reclamado el apoyo de la Administración para proyectos de innovación como los recogidos en el I Plan de Innovacion del Cooperativismo Agroalimentario Valenciano. Por último, ha pedido que la Administración habilite fondos propios para cubrir el previsible periodo entre la finalización de la programación actual de la PAC y el inicio efectivo de la próxima.

Sobre las ATRIAs

La Red de Agrupaciones para el Tratamiento Integrado en Agricultura (ATRIAs) está integrada por un total de 185 Agrupaciones distribuidas por toda la Comunitat. Por delegación de la Conselleria de Agricultura, Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana ejerce la labor de coordinación de la red, con reuniones periódicas por territorios y cultivos, usando además métodos telemáticos. La red comparte datos de interés sobre plagas, enfermedades y prácticas de cultivo, impulsa ensayos para encontrar alternativas de control biológico y ejerce como correa de transmisión de la innovación impulsada desde otros agentes del sector y de la información procedente de la Administración, de centros de investigación, universidades…