La campaña citrícola andaluza concluye con un aumento de producción del 4%

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

El incremento contrasta con el descenso de cosecha que se ha producido en otras zonas como la Comunitat Valenciana y Murcia

cosecha citrícola andaluza

La producción citrícola andaluza ha alcanzado un volumen de 2,15 millones de toneladas. / Archivo

La cosecha citrícola andaluza ha alcanzado en la campaña 2017-2018 un volumen de 2,15 millones de toneladas, un 4% más que la producción final de la pasada temporada, según datos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural del mes de junio. La Junta de Andalucía señala que este aumento contrasta con el descenso experimentado en el resto de España, donde, según las estimaciones, la cosecha desciende un 10% en su conjunto. En zonas productoras como la Comunidad Valenciana ha disminuido un 20% y en la Región de Murcia ha experimentado una caída del 4%.

En el ejercicio 2017-2018, la cosecha de naranja de Andalucía ha supuesto un 48% de la producción nacional y ha registrado un incremento del 8,7% respecto a la media de las últimas cuatro campañas, lo que supone un aumento del 6,9% sobre el aforo de cítricos realizado en el mes de octubre. Estos resultados positivos se deben principalmente a un buen desarrollo del cultivo, con una aceptable floración y cuajado en primavera. Del total de cítricos cosechados en tierras andaluzas, el 75% (1,60 millones de toneladas) se corresponde con naranjas dulces, un 18% (396.463 toneladas) con mandarinas y un 5% (108.208) con limones. El resto se distribuye entre pomelo, naranjo amargo, lima y cítricos minoritarios.

Respecto a los datos de la pasada campaña, la producción de naranja dulce y mandarina ha subido un 2,3% y un 12,7% respectivamente, mientras que las cifras estimadas apuntan a que disminuye la producción andaluza de limón, que ya está concluyendo la recolección.

Por provincias, han aumentado su producción Málaga (35,5%), Sevilla (6,1%) y Córdoba (5,1%). Huelva se mantiene prácticamente sin variación, y en el resto desciende la producción citrícola. La producción de naranja dulce se ha visto incrementada en Sevilla y Córdoba un 4,2% y un 7,1% respectivamente. Por su parte, la mandarina sube en Huelva (21,1%) y Sevilla (23,6%), y el limón lo hace en Almería (6,3%). Con el 41% de la producción andaluza, Sevilla es la principal provincia productora del sector, y junto a Huelva suponen el 65% de la producción citrícola regional.