La dependencia de Reino Unido del mercado hortofrutícola español es una realidad

Fruits from Chile FA18
Registro suscriptores
Angélica Quintana. Efeagro.

El análisis del comercio agroalimentario evidencia la actual dependencia de Reino Unido del suministro de frutas, hortalizas, aceite y vino desde España

Reino Unido

Las ventas de frutos rojos, kiwi y caqui a Reino Unido crecieron un 134% entre 2012 y 2017. / Archivo

El análisis de los datos de comercio agroalimentario evidencian la actual dependencia de Reino Unido del suministro de frutas, hortalizas, aceite y vino desde España, mucho mayor que de las de las principales entradas desde el mercado británico, protagonizadas por las bebidas espirituosas y el pescado.

Según el “Informe bilateral de comercio exterior agroalimentario y pesquero: Reino Unido” que la semana pasada difundió el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), el sector agroalimentario británico “es muy dependiente de las importaciones”, ya que su tasa de cobertura solo alcanza el 45%.

El estudio califica de “relevante” al mercado británico tanto para las exportaciones agroalimentarias españolas, que representan el 8% del total —aunque su crecimiento ha sufrido “cierta ralentización desde 2016”—, como para las importaciones (3%).

Mientras que “la balanza comercial del sector agroalimentario británico presenta un evidente déficit” y tiene “una tendencia claramente importadora”, el saldo de la balanza comercial agroalimentaria española con Reino Unido “es positivo” y “se ha duplicado entre 2012 y 2017” (de 6.993 hasta 12.061 millones de euros).

Vino y mosto (314,66 millones de euros); frutos rojos, kiwi y caqui (299,64); cítricos (288,71); hortalizas (222,56); aceite de oliva (180,79); coles y coliflores (158,44); tomates (135,58); frutas de hueso (127,67); carne de porcino (124,65) y lechugas y achicorias (109,16) configuraron el “top 10” de los envíos españoles en el ejercicio 2017.

Las bebidas espirituosas británicas (232,13 millones de euros) fueron el primer capítulo importado, seguido del pescado fresco o refrigerado (78,81), crustáceos (74,25), preparaciones alimenticias (46,91), moluscos (41,35), azúcar (39,30), cacao (35,44), quesos (32,05), cebada (31,04) y carne de ave (31,02).

El informe hace mención al efecto del referéndum sobre el Brexit en 2016 al indicar que en agosto de ese año se produjo “un brusco descenso” del número de empresas españolas que importaron a España productos agroalimentarios desde Reino Unido.

En su análisis sobre el grado de concentración del mercado de exportación —que evalúa si hay muchos o pocos socios comerciales para un producto—, explica que “una alta concentración indica que el comercio del producto puede verse seriamente afectado si uno de los socios modifica su proceder en las transacciones comerciales”.

Como referencia, apunta la “poca concentración” en las entradas de vinos y mostos a Reino Unido, que son la categoría agroalimentaria más exportada por España en ese mercado y representa el 11% de las ventas totales del sector en el exterior.

Sin embargo, alerta del mayor grado de concentración de otros capítulos en el ámbito hortofrutícola que pueden estar condicionados por un cambio en las reglas comerciales.

En concreto, califica de “moderadamente concentrado” al sector de frutos rojos, kiwi y caqui —Reino Unido, con una cuota del 19% es su segundo mercado internacional, por detrás de Alemania (28%)—, así como al de cítricos, para los que se sitúa en tercera posición y representa el 21% de las exportaciones. El Ministerio de Agricultura recuerda que las ventas del grupo de los frutos rojos, kiwi y caqui a Reino Unido crecieron un 134% entre 2012 y 2017.

También, que el número de empresas españolas que realizan exportaciones agroalimentarias al mercado británico ha crecido de forma sostenida entre 2008 y 2017 (han pasado de 2.392 a 3.109 firmas). Las que importan productos desde Reino Unido aumentaron de 1.534 hasta 3.113, pero con un pico máximo en 2016 de 3.443.