“La Fira de Sant Miquel crecerá este año hasta los 74.000 metros cuadrados”

Anecoop noviembre frutas
Gregal otoño 2021

Entrevista a Oriol Oró, director de la Fira de Sant Miquel de Lleida.

lineaapoyos

OriolCon el inicio de la actividad en el mes de septiembre, el recinto dels Camps Elisis de Lleida se despierta y empieza el ajetreo necesario para ultimar la preparación de una nueva edición de la Fira de Sant Miquel de Lleida. Un certamen que este año llega a su 60 edición —contabilizadas tras el lapso que supuso la Guerra Civil Española— con lo que se reafirma no tan solo su vigor y dinamismo sino la influencia que tiene sobre el devenir del sector agrario y agroalimentario de las Comarcas de Lleida y por extensión del Valle del Ebro.

Una vez más hemos hablado con su director general para repasar los temas más importantes de la Fira de Sant Miquel que se celebrará del 25 al 28 de septiembre y que se complementa co la Feria Profesional de proveedores de la industria frutícola, Eurofruit, que finalizará un día antes.

Valencia Fruits. Pese al turbio panorama económico, parece ser que la Fira de Sant Miquel presenta buenas expectativas a juzgar por la ampliación del recinto y la actividad que se ve estos días…

Oriol Oró. Sí. Tenemos toda la superficie disponible contratada como casi cada año en estas fechas, pero en esta ocasión destaca que recuperamos el área de exposición destinada a tractores y eso supone prácticamente unos 9.000 metros cuadrados más.

La Fira crecerá este año hasta los 74.000 metros cuadrados dada la necesaria ampliación para ubicar a este tipo de maquinaria. En realidad se trata de un acuerdo con los fabricantes de maquinaria que, a consecuencia de los costes que implica participar en una muestra decidieron ya hace años que alternarían su presencia entre la Fira de Sant Josep de Mollerussa y la Fira de Sant Miquel de Lleida, y en esta ocasión regresan a nuestro certamen. Estamos trabajando para reconducir esta decisión porque creemos que es muy importante su presencia, no sólo para nosotros los organizadores sino especialmente para el sector productor que puede ver en un único espacio todo lo que su explotación requiere. Ante las demandas de los expositores del sector de tractores de disponer de un espacio propio y diferenciado en el recinto se ha compactado, pavimentado y rodeado por una valla el espacio que se encuentra ante el pabellón 4 y la Avenida Victoriano Muñoz en la que se ubicarán un total de 15 empresas dedicadas a la fabricación y comercialización de tractores. Eso va a ayudar a la sectorización del salón y un paso más en la mejora de la estructura de Sant Miquel para los visitantes, lo que le aporta una mayor dosis de profesionalidad.

Valencia Fruits. ¿Qué inversión supone esta mejora?

Oriol Oró. En realidad a esta mejora se le debe añadir la de condicionamiento de la parcela destinada al futuro pabellón ferial que se habilitará como zona de aparcamiento para los expositores de la muestra.

Todo ello tiene un presupuesto de 50.000 euros que han sido abonados por el Ayuntamiento de Lleida y la Fira de Lleida. Asimismo, cabe destacar que esta mejora implica el traslado de la zona lúdica destinada a feriantes y atracciones feriales al área cercana al Camí de Grenyana, que también se urbanizará.

FiraValencia Fruits. Los tractores han alternado desde hace unos años su presencia en distintas muestras feriales. ¿Se celebran demasiadas ferias para el sector agrario?

Oriol Oró. Creo que en el fondo hay demasiado de todo y necesitamos dotar de mayor racionalidad la oferta. Estoy convencido que ello no supone que debamos competir por los expositores o por ser más o menos grandes, sino por especializarnos de manera que el visitante profesional tenga claro qué va a encontrar en una muestra cuando acuda a ella y que al expositor le resulte rentable destinar los recursos económicos y de personal que supone estar en una muestra ferial.

Valencia Fruits. ¿Se mantienen los sectores que el año pasado iniciaron su presencia en la muestra?

Oriol Oró. Sí, todos se mantienen porque estaban muy satisfechos de su presencia y, supongo, que los resultados obtenidos. Entre estos sectores se encuentra el del Frío Industrial, un sector importante como proveedor de la fruticultura y de la agroalimentación; la Isla del Riego; la exposición pedagógica de animales; el Salón ProduQte, dedicado a la promoción de los alimentos de proximidad… lo que, sin duda, en un momento en el que los recursos económicos, tanto de la muestra como internos de las empresas, descienden supone una clara apuesta por el certamen que puede mantener los salones habituales y su capacidad de atracción de profesionales y visitantes.

Asimismo no podemos olvidar la importancia que tienen los acuerdos con otros eventos feriales en el marco de la Plataforma Eventos Pirineos, financiado con fondos europeos y que nos permite promocionar conjuntamente salones como los que se realizan en Tarbes, Saint Gaudens, o Barbastro en Sant Miquel y viceversa. Este tipo de actuaciones supone que se realiza un intercambio de expositores, la mayoría ya acostumbrados a la exportación de sus productos y que ven en ello una oportunidad para darse a conocer en otros mercados.

Valencia Fruits. El riego es sin duda uno de los elementos de mayor actualidad en la zona actualmente. ¿Cuál es la filosofía que persigue la Isla del Riego?

Oriol Oró. Somos muy conscientes del cambio y la reconversión que implica para una explotación disponer de agua de riego por lo que mientras el año pasado tenía un carácter más expositivo, en esta ocasión adquiere relevancia como transferencia de conocimiento.

Queremos incidir en este ámbito y ser un foro de encuentro del sector, es decir, ayudar a poner en contacto a la industria, la tecnología y al usuario de las nuevas infraestructuras de regadío.

Valencia Fruits. ¿Cómo ha afectado la crisis a la dotación económica de la Fira de Lleida?

Oriol Oró. Si comparamos los presupuestos de los que disponíamos en 2008 con los que tenemos actualmente para trabajar, nuestra capacidad presupuestaria se ha reducido en un 30%. Hemos pasado de los tres millones de euros destinados a la institución ferial a los dos millones de euros en seis años y eso supone un esfuerzo importante.

De este monto, la organización de la Fira de Sant Miquel absorbe buena parte, dado que Municipalia que hasta ahora era la líder, con la crisis de las administraciones públicas y los recortes, reduce su presencia. El sector agrario, pese a sus problemas siempre ha sido más estable.

Información publicada en la edición impresa de Valencia Fruits del 16 de septiembre.
Si usted es sucriptor puede descargarse el número completo del semanario en formato pdf