La Junta de Andalucía y el sector agrario se unen para “blindar” 1.700 millones de la PAC

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
EFEAGRO.

Susana Díaz firma con organizaciones y cooperativas agrarias una declaración institucional de cara a la reforma del marco agrario europeo post 2020

PAC

Susana Díaz, junto al consejero de Agricultura y los representantes de las organizaciones agrarias andaluzas. / Junta de Andalucía

La Junta de Andalucía y las organizaciones Asaja, COAG y UPA y las cooperativas agroalimentarias han acordado una posición común ante el próximo marco de la política agraria comunitaria (PAC) entre 2021 y 2027 con el objetivo de que se “blinden los 1.700 millones” que reciben los agricultores y ganaderos andaluces.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha presidido la firma de una declaración institucional sobre la próxima PAC, cuya negociación ya está en marcha en la Unión Europea, y en la que defienden un presupuesto “suficiente para una PAC fuerte” y rechazan el recorte del 16% en precios contantes (teniendo en cuenta la inflación) que plantea la Unión Europea”, que supone un “hachazo de casi 1.000 millones de euros”.

También exigen al Gobierno central que “no haya trasvase de fondos entre territorios” en el presupuesto de la PAC para que no ocurra como en la actual PAC (2014-2020) en la que Andalucía fue la única región española que perdió fondos, ha denunciado la presidenta en su intervención en el acto.

Tras poner en valor el esfuerzo y la generosidad de todos por consensuar una posición común de Andalucía en torno a la PAC, ha subrayado los beneficios de los fondos agrarios y ganaderos en Andalucía al contribuir a fijar la población al territorio. En este sentido, ha señalado que el 85% de los receptores de esos fondos (unos 240.000 agricultores y ganaderos en total) viven a menos de veinte kilómetros de sus explotaciones ganaderas o agrarias.

También han ayudado esos fondos europeos a impulsar la fortaleza del sector agroalimentario andaluz, que supone el ocho por ciento del PIB y el 10% del empleo, y que “se ha convertido en la despensa de España de parte de la Unión Europea”, además de ser contar con unas explotaciones modernas e innovadoras.

Por todos estos motivos y porque Andalucía “ha hecho todo lo que la UE le pedía” en materia agraria y ganadera “no se pueden exigir más trabas burocráticas y reducir los fondos”, ha alegado Susana Díaz.

En su intervención en el acto, el presidente de Asaja Andalucía, Ricardo Serra, ha señalado que hay “muchas cosas que unen al sector agrario y ganadero andaluz y otras que les separan”, pero les unen la defensa del presupuesto de la PAC y el modelo”, al tiempo que ha abogado por reforzar el papel del sector productor en la cadena alimentaria en el marco de las negociaciones de la PAC.

El secretario general de COAG-Andalucía, Miguel López, ha sido el más crítico de todos los intervinientes y ha alertado de que la propuesta de reforma de la PAC de la Comisión Europea busca “desmantelar el modelo”, lo que “llevará al precipicio” al sector y generará grandes problemas de despoblación rural en España.

También ha recriminado al anterior gobierno del PP y al ministro de Agricultura, Luis Planas, por no haber impedido los recortes de fondos de la actual PAC aplicados a Andalucía porque “ha machacado al sector profesional”, y ha defendido la solidaridad “pero no para desmantelar el presupuesto de unos territorios frente a otros”.

Para el secretario general de UPA-Andalucía, Miguel Cobos, es necesaria una “PAC más social” con ayudas para los que trabajan en el campo, para los agricultores y ganaderos profesionales y para los que viven en el medio rural, al tiempo que ha defendido las ayudas para fomentar el relevo generacional.

El presidente de la federación de cooperativas agroalimentarias de Andalucía, Juan Rafael Leal, ha abogado por evitar la paralización del sector cooperativo porque “no pueden pedir que seamos grandes y después penalizarnos por ello”.