La producción de aceituna de mesa española cae un 5%

Fruits from Chile FA18
Registro suscriptores
Efeagro.

La campaña que acabó hace un mes ha estado marcada por la subida de aranceles en Estados Unidos

aceituna de mesa

La producción de aceituna de mesa en España ascendió a 563.370 toneladas. / Archivo

La producción de aceituna de mesa en España en esta campaña —que acabó el 31 de agosto— ascendió a 563.370 toneladas. Este volumen supone un descenso del 5,5% respecto a la pasada temporada.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha ofrecido en un comunicado el balance final de esta campaña en la que se comercializaron 531.880 toneladas, 357.230 de ellas con destino a la exportación y 174.650 toneladas al mercado interior, y supone un incremento del 7% respecto a la anterior.

Las existencias a final de campaña se cuantificaron en 393.090 toneladas, lo que indica un incremento del 8% con respecto a la temporada pasada, mientras que al inicio de la misma dichas existencias se situaban en los 365.130 tonelada.

Una campaña marcada por EEUU

Estas cifras corresponden a una campaña que ha estado marcada por la decisión de Estados Unidos de subir los aranceles a la entrada de aceituna de mesa negra española. Ahora, la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa) está ultimando los recursos que presentará antes del próximo lunes en Estados Unidos contra esta decisión del Gobierno de Donald Trump.

El secretario general de Asemesa, Antonio de Mora, ha explicado a Efeagro que los textos presentados tratan de demostrar que no existe “dumping” en la entrada de aceituna de mesa en Estados Unidos, uno de los argumentos esgrimidos por el país norteamericano para subir los aranceles.

Los recursos intentan probar también que las ayudas que recibe el sector español no son incorrectas porque “cumplen” con los requisitos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), otro punto que pone en duda la Administración estadounidense. Se trata, según ha dicho De Mora, de hacer ver que las importaciones de aceituna de mesa “no son las causas de los males” que pueda sufrir ese sector productivo en EEUU.