Entre la sequía, la PAC y las tres “C” del sector oleícola para 2018

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
Asensio López. Efeagro.

El estrés hídrico del olivar, la PAC post 2020, y la mejora de las tres “C” (comercialización, concentración y calidad) son los retos del sector oleícola

sector oleícola

El sector oleícola sigue mirando al cielo implorando agua.

Este 2018 recién estrenado deparará nuevos retos al sector oleícola, nucleados en torno al deseo de lluvias para aliviar el estrés hídrico del olivar, sin olvidar el debate de la nueva Política Agrícola Comunitaria, la PAC post 2020, y la mejora de las tres “C” (comercialización, concentración y calidad).

El sector oleícola sigue mirando al cielo, implora agua y ansía la recuperación del olivar para mitigar el déficit hídrico que acumula desde hace varias campañas, e igualmente para aumentar las reservas en los embalses y acuíferos para que no se produzcan restricciones en el regadío y no se ponga en peligro la función social que presta el riego al cultivo del olivar.

Junto a ello, el sector oleícola mantiene aún vigentes los desafíos de la concentración de la oferta, aún atomizada, frente a una demanda mucho más organizada; la mejora de la comercialización del aceite de oliva, aumentando los diferenciales de precios entre calidades, y continuando con la mejora, aún más si cabe, de la calidad de un producto nutritivo y saludable que es base de la dieta mediterránea.

No menos importantes son los retos de la mejora de la formación, de la información y de la pedagogía al consumidor de lo que supone este poliédrico producto que es fuente de salud y riqueza y que confiere a cientos de pueblos una auténtica cultura y una genuina forma de vida.

En este mismo mes de enero está previsto que esté finalizado el expediente de la candidatura que aspira a la declaración de los Paisajes del Olivar en Andalucía como Patrimonio Mundial.

Un expediente que la Junta de Andalucía tendrá que entregar posteriormente al Ministerio de Cultura, que lo deberá presentar finalmente ante la Unesco, para que este organismo se pronuncie en última instancia en relación a esta candidatura que lidera desde hace varios años la Diputación de Jaén.

El desarrollo de mecanismos e instrumentos, como piden las organizaciones agrarias, que eviten las oscilaciones de precios del aceite de oliva en el mercado en diferentes campañas oleícolas y la defensa de las ayudas a la aceituna negra frente a los aranceles de Estados Unidos son otros de los asuntos sobre los que se pondrá el foco informativo en este año.

No menos importantes son otras cuestiones de especial interés sobre los que el sector deberá de estar atento, como la prevención y el control para que la temida bacteria Xylella fastidiosa no llegue al olivar.

Las nuevas campañas de promoción en el exterior de este reputado alimento, que también serían deseables en España para remontar la caída del consumo, y ello en un escenario de precios que se presume de estabilidad, también serán hitos noticiables de este 2018, año en el que se externalizará el modelo de Expoliva, la principal feria del sector y la más importante muestra monoproducto, a la ciudad marroquí de Meknes.

Este 2018 será seguramente el año en el que la Comisión Europea debe pronunciarse sobre la inscripción de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Aceite de Jaén, en una anualidad en el que los excelentes aceites de oliva virgen extra españoles acapararán un año más los premios y distinciones de las principales ferias, guías y certámenes oleícolas mundiales.

Además habrá que seguir profundizando en otros ámbitos como en el campo de la investigación, en la innovación tecnológica y en los aspectos saludables que tiene la mejor grasa vegetal que es el aceite de oliva virgen extra.

Y entre otros muchos aspectos informativos habrá que estar también pendiente de las novedades que aporte la olivicultura de precisión; del relevo generacional; de la mayor presencia de la mujer en el sector oleícola; de la diversificación de la potente industria agroalimentaria; del buen ritmo de las exportaciones de aceite de oliva o de la aprobación de la Ley de Agricultura de Andalucía en el próximo periodo de sesiones.