Los agricultores inician con pesimismo la campaña de cereales por la sequía

Registro suscriptores
Descarga último ejemplar
Mercedes Salas. Efeagro.

Los productores prevén una de las mayores reducciones de la cosecha de cereal de los últimos años a causa de la sequía.

cereales

La campaña arranca con malas perspectivas.

La campaña de cereales 2017-2018 ha empezado en España con malas perspectivas para los agricultores, que incluso la califican ya de “catastrófica”, porque prevén una de las mayores reducciones de cosecha de los últimos años a causa de la sequía.

El cereal es el cultivo que refleja con más claridad la falta de precipitaciones de los últimos meses, más acentuada en la parte noroccidental, donde muchas explotaciones dan por perdido un año y optan por soluciones como la “cosecha en verde” para aprovechamiento de lo que queda como pastos.

Oficialmente, la temporada de cereales de invierno (trigo o cebada) empieza el 1 de julio, si bien en Andalucía y Extremadura la recolección de grano es anterior y, de hecho, ahora está ya avanzada.

Pero, en general, este año ha habido un adelanto por el clima, aunque sea en el mal sentido y para reconocer precisamente la merma de producciones, según han declarado a Efeagro fuentes de las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA.

En cuanto a los aforos, la organización agraria Asaja cifró en 9,5 millones de toneladas la cosecha de invierno (–50%); la patronal de comerciantes Accoe ha situado el recorte en un 30% (hasta 13,3 millones de toneladas) y las cooperativas publicarán en breve sus estimaciones.

Desde el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente han señalado que las variaciones de cosecha son muy desiguales, con Palencia y otras provincias castellanoleonesas como “la zona cero” de la sequía nacional, con pérdidas de hasta el 100% en algunas comarcas. Esa situación radical también podría trasladarse a algunas explotaciones de Castilla-La Mancha.

Las organizaciones agrarias, que en general hablan de un recorte “a la mitad” de la producción nacional, elevan al 70% la merma en Castilla y León, primera autonomía productora. Insisten en que también habrá pérdidas comprendidas entre el 30 y el 70% en Extremadura, La Rioja, Aragón, Navarra, Madrid o Álava; en Cataluña se habla de un 20% menos de cosecha.

Fuentes de Asaja aseguran que será una de las peores cosechas de los últimos cinco años, “con las cuentas negativas y pérdidas de ingresos para muchos agricultores”.

Respecto a los precios, desde Asaja señalan que en España, país deficitario en cereal, están muy influidos por el comercio internacional y en estos momentos hay récords de existencias en los mercados, por lo que no es previsible que repunten.

El responsable sectorial de cereales de COAG, José Roales, añade que para este cultivo es “el peor año desde 1992”, con anomalías como el adelanto de la siega en verde y otra circunstancia ligada a la sequedad: la escasez de paja y de forrajes, “problemas añadidos para el ganadero”.

El representante de COAG ha asegurado que, pese a esta situación, el Gobierno “se ha puesto de perfil”, porque a su juicio las medidas que se están tomando son insuficientes, ya que los seguros “no bastan” y solo cubren costes.

El secretario de Agricultura de UPA, Ignacio Senovilla, ha calificado la campaña como “catastrófica” y “una de las peores de los últimos 30 años”. Como ejemplo ha citado parcelas de Castilla y León donde los rendimientos habituales son de 3.000 kilos por hectárea y este año se han reducido a 400 kilos/hectárea.

Asimismo, UPA ha insistido en la insuficiencia de las medidas de la Administración, “por falta de ayudas directas” y por no facilitar el crédito en un momento en que los agricultores quieren “liquidez” para poder sembrar, ya el año que viene.