Las primeras Navalindas abren la certificación de cerezas en el Valle del Jerte

Anecoop Sandía 2020
FEDEMCO 2020 1
EFEAGRO.

La Denominación de Origen Protegida “Cereza del Jerte” (Cáceres) ha comenzado a certificar las primeras cerezas acogidas a la DO

Cereza del Jerte

Las lluvias y el granizo perjudicado el desarrollo de una gran parte de la cereza temprana. / Archivo

La Denominación de Origen Protegida “Cereza del Jerte” (Cáceres) ha comenzado a certificar las primeras cerezas acogidas a la DO, concretamente de la variedad Navalinda, la única que tiene rabito o pedúnculo certificada en el Valle del Jerte. El inicio de la certificación supone la inminente llegada al mercado de las primeras cerezas que cuentan con la contraetiqueta que garantiza su máxima calidad.

El presidente del Consejo Regulador, Emilio Sánchez, ha explicado que la campaña de momento “no ha empezado bien en cuanto a producción” ya que las lluvias y el granizo han estropeado una gran parte de la cereza temprana y de media temporada. No obstante, ha remarcado que “lo poco que ha quedado en los árboles mejora día a día” y, por eso, piensan que “la cereza puede llegar a los mercados con una alta calidad”.

Emilio Sánchez ha apuntado, en declaraciones a los periodistas, que aunque la producción de Navalinda se recortará de forma importante, se trata de una variedad que tiene “muy buena aceptación por su buen sabor”.

Bajo el distintivo de calidad de la Denominación de Origen “Cerezas del Jerte” se ampara la cereza de mesa para su consumo en fresco, entre ellas cuatro variedades tipo picota —Ambrunés, Pico Limón Negro, Pico Negro y Pico Colorado— y la variedad de cereza Navalinda, que es la primera de la temporada en recibir el reconocimiento y garantías de la DO.

A la Navalinda le seguirán las picotas del Jerte, variedades que no se han visto tan afectadas por las condiciones climatológicas adversas. “Si el tiempo nos respeta en lo que queda de campaña, estimamos que el 80% de las picotas se van a salvar”, ha afirmado Emilio Sánchez.

En relación a la situación generada por la pandemia de la COVID-19 en el campo, el responsable de la Denominación de Origen Protegida ha indicado que si bien la gente estaba “muy preocupada” al inicio de la campaña “al final todo se llevará con cautela y se recogerá todo lo que se pueda con el objetivo de salvar un poco los muebles”.

El Consejo Regulador de Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es una entidad que trabaja para promocionar y certificar el origen y la calidad de los productos protegidos. Sus principales objetivos son difundir la imagen corporativa de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, así como promocionar el cultivo y la comercialización de cerezas de calidad.