Los precios del melón y la sandía alcanzan niveles “ruinosos” para el agricultor

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

El melón se está pagando a los productores de Castilla-La Mancha a precios que oscilan entre 11 y 22 céntimos el kilo

melón

Los precios se sitúan por debajo de los costes de producción. / Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha

Sin causas aparentes que justifiquen el derrumbe de las cotizaciones en origen, los precios del melón y la sandía alcanzan en estos momentos de la temporada niveles “ruinosos” para el agricultor de Castilla-La Mancha. Por ello, las cooperativas de la región, a través de su portavoz, José Angel Serrano, reclaman un debate sobre los precios de melón y sandía para garantizar la renta del productor. La organización recuerda que el productor debe defender el precio del melón y la sandía, “porque en esta campaña no hay más hectáreas que en años anteriores por lo que la solución pasa por un sector vertebrado y organizado comercialmente”

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha denuncia que esta campaña “en nuestra región se está dando una situación crítica para los productores de melón y sandía, ya que las cotizaciones se derrumban sin existir más hectáreas de siembra que en campaña anteriores”. En melón, los precios a primeros de agosto se situaron entre 55 y 40 céntimos, en función de la categoría. Sin embargo, tan solo cuatro semanas después, y según los datos de la lonja regional, el melón se está pagando a los productores entre 11 y 22 céntimos (dependiendo categoría), lo que supone una bajada del 75-80% del precio respecto a inicios de agosto. Unos importes que además distan mucho de los que el consumidor paga.

Umbral de rentabilidad para el agricultor

El portavoz de Melón de Cooperativas Agro-alimentarias, José Ángel Serrano, señala que “hemos ido llegando paulatinamente al umbral de rentabilidad en el que actualmente nos encontramos en muchas operaciones comerciales, con precios en origen por debajo incluso de los costes de producción”.

En opinión de las cooperativas productoras de la región y productores, “no hay nada que justifique un descenso tan precipitado y menos aún con las buenas calidades obtenidas en la producción de este año”. Según los datos que arroja la PAC 2018, para la que todos los productores declaran sus superficies de siembra, éstas no han aumentado. Por el contrario, ha disminuido un 3,2% la superficie de melón. Por ello se puede afirmar que “es necesaria una venta planificada y sosegada, teniendo en cuenta la temporalidad de esta campaña y los momentos con pico de oferta, pero en ningún caso vendiendo a precios que hagan antieconómica esta actividad”.

Desde las Cooperativas Agro-alimentarias se reclama un debe en el sector sobre la problemática de estas oscilaciones de precios tan bruscos y sobre cómo encontrar sistemas de garantía de renta a los productores.

Una campaña de extraordinaria calidad

Respecto a la calidad del melón y sandía producidos esta campaña, las siembras comenzaron con un ligero retraso, debido a las generosas precipitaciones recogidas en primavera “que favorecieron la implantación y desarrollo inicial del cultivo, lo que unido a unas temperaturas favorecedoras durante el verano han dado como resultado unas producciones óptimas y de extraordinaria calidad”.

A la vista de los datos, y no habiendo observado causas que justifiquen unos precios tan bajos, Cooperativas Agro-alimentarias lanza un mensaje de responsabilidad y tranquilidad al sector y reiteran “que no hay motivos para vender nuestros excelentes melones y sandías por debajo de los costes de producción”.