Los productores catalanes de fruta de hueso han perdido 60 millones esta campaña

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
VALENCIA FRUITS. REDACCIÓN.

Afrucat estima que España debería reducir un 15% su producción de melocotones y nectarinas

fruta de hueso

Afrucat cifra las pérdidas de los productores de fruta de hueso esta campaña en 15 céntimos por kilo de media. / VF

La Asociación Empresarial de Fruta de Cataluña (Afrucat) ha cifrado las pérdidas de los productores de fruta de hueso esta campaña en 15 céntimos por kilo de media. Esta cifra representa que Cataluña ha perdido 60 millones de euros en la comercialización de melocotones y nectarinas.

Según Manel Simon, director general de Afrucat, “en estos momentos ya se empiezan a hacer públicas las liquidaciones que recibirán los productores que se sitúan entre 0,15 y 0,26 céntimos por kilo y, si tenemos en cuenta que los costes en campo se han incrementado unos 3 céntimos, han tenido unos gastos de aproximadamente 37 céntimos por kilo”.

Simon ha añadido que “estos cálculos se han realizado para productores con una explotación media de 8 hectáreas, pero se debe tener en cuenta que en las fincas de menos de 5 hectáreas los costes se pueden disparar hasta los 50 o 60 céntimos por kilo, lo que provoca situaciones bastante más dramáticas”.

Ante la crisis de precios, el Gobierno y el sector ya han comenzado a estudiar la posibilidad de incrementar las medidas de autorregulación previstas dentro de las normas de la Unión Europea. Los operadores y el Ejecutivo ya están elaborando un plan estratégico de cara a las próximas campañas.

En esta línea, Afrucat, a partir de un estudio elaborado con los datos de las últimas campañas, ha presentado una propuesta que elevará a todas las mesas de debate que ahora están abriendo las administraciones, y que consiste en solicitar un plan de arranque para conseguir que España disminuya en un 15% su superficie de fruta de hueso. En estos momentos España cuenta con 80.000 hectáreas cultivadas de melocotones y nectarinas, 23.000 de ellas en Cataluña.

Este plan tendría que incentivar las arrancadas con unas ayudas que Afrucat cifra en unos 4.500 euros por hectárea y debería contar con el compromiso del productor de no volver a plantar ninguna variedad de fruta de hueso.

Según el director general de Afrucat este plan tendría un coste para la administración de unos 55 millones de euros para toda España, lo que supondría menos de lo que ha perdido solo Cataluña en una campaña.