Luis Planas: “El sector agroalimentario español tiene clara vocación internacional”

Registro suscriptores
ENESA OK
Raquel Fuertes. Redacción.

Luis Planas, ministro de Agricultura en funciones, ha concedido una entrevista a Valencia Fruits en la que realiza un completo repaso a todos los aspectos que ocupan y preocupan al sector hortofrutícola español

Luis Planas

Luis Planas aborda en esta entrevista los puntos que despiertan mayor interés en el sector hortofrutícola español. / MAPA

Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, ha concedido una entrevista a Valencia Fruits con motivo de la undécima edición de Fruit Attraction. Además, Luis Planas realiza un completo repaso a todos los aspectos que ocupan y preocupan en este momento al sector hortofrutícola español, “un sector moderno que se adapta a las vicisitudes del mercado”. Desde la DANA o la apertura de nuevos mercados hasta las implicaciones de los acuerdos comerciales, el futuro de los cítricos españoles o la regulación sobre fitosanitarios.

Valencia Fruits. En este momento quizás tengamos que empezar por las consecuencias de la pasada gota fría en la agricultura. ¿Disponen de balances de daños en el campo español? ¿Qué cultivos se han visto más afectados? ¿Cuándo van a empezar a llegar las ayudas?

Luis Planas Puchades. Antes de nada, mi más absoluta solidaridad y apoyo a los agricultores y ganaderos afectados por la gota fría. Respecto a los daños, el sistema de seguro agrario indemnizará a los asegurados que han sufrido daños con cifra estimada, en estos momentos, de 84 millones de euros por una superficie afectada que puede alcanzar las 50.000 hectáreas debido a los daños causados por la DANA (depresión aislada en niveles altos de la atmósfera) y que azotó al sureste peninsular. Se trata del mayor siniestro de gota fría en la historia del seguro agrario. Las provincias de Alicante y Murcia son las que acumulan el mayor volumen de indemnizaciones, con casi 36 millones de euros y más de 34 millones, respectivamente. Cítricos, uva de mesa y hortalizas son, entre otras, las producciones más afectadas. En el caso de los cítricos, los daños van a depender del tiempo que permanezca el agua en las parcelas. Además de las pérdidas en producción, no se pueden descartar daños en plantación por muerte del arbolado. A continuación, se sitúa la uva de mesa, en la que las lluvias provocan daños que evolucionarán en función de las condiciones de viento y temperatura de los próximos días. Además, se esperan daños en instalaciones (parrales). También se han visto muy afectadas las hortalizas (lechugas y brócolis fundamentalmente, aunque también hay daños en pimientos, melones, cebollas y algunas producciones de invernadero).

“El sistema de seguros agrarios es una herramienta fundamental que garantiza las indemnizaciones y se convierte en un apoyo clave para la renta de los productores en momentos críticos como el actual”

Me gustaría destacar que el sistema de seguros agrarios es una herramienta fundamental a disposición de agricultores y ganaderos que garantiza las indemnizaciones y se convierte en un apoyo clave para la renta de los productores en momentos críticos, como el actual, en el que, lamentablemente, algunos han perdido la totalidad de sus producciones.

El Real Decreto-Ley aprobado el pasado 20 de septiembre en Consejo de Ministros, apenas una semana después de las tormentas, es la respuesta más potente que se ha dado en los últimos años y que muestra la voluntad de este Gobierno de paliar, de forma urgente, los daños que ha sufrido la ciudadanía por las tormentas y otras situaciones catastróficas, también los incendios forestales. La mayor parte de la compensación de los daños por las pérdidas sufridas en las producciones agrícolas y ganaderas procederán de las indemnizaciones de los seguros agrarios.

La contratación del seguro es voluntaria, pero, insisto, es una herramienta fundamental de apoyo a los productores. Es un sistema muy ágil y eficaz, que recibe una importante subvención por parte del Ministerio de Agricultura que, para favorecer la suscripción, aporta en torno a un 30% del coste de las pólizas, y de las comunidades autónomas, que también aportan una ayuda complementaria, próxima al 12%. Es decir, las administraciones públicas subvencionan una media del 42% del coste de las pólizas. No obstante, este Real Decreto-Ley contempla dar ayudas a aquellas explotaciones agrícolas y ganaderas con pérdidas superiores al 30% de su producción y que no tengan contratada la póliza del seguro agrario, pero lo hubieran suscrito el año anterior, siempre que en las fechas del siniestro, no se hubiera iniciado el periodo de suscripción del correspondiente seguro, o éste no hubiere finalizado y que no hubieran formalizado aún la póliza para esta campaña. Eso sí, como he apuntado antes, el damnificado tiene que haber contratado el seguro para la misma línea en la campaña anterior y haber garantizado el bien sobre el que se ha producido el daño.

Por otro lado, los titulares de explotaciones agrícolas y ganaderas con pólizas amparadas por el Plan de Seguros Agrarios Combinados podrán recibir ayudas para paliar los daños en elementos afectos a la explotación que no sean asegurables. Pero este Real Decreto-Ley también recoge medidas horizontales que, dada la gravedad de los daños causados, son un balón de oxígeno para aquellos que no tengan contratado una línea de seguro agrario. Así, por ejemplo, el Ministerio de Hacienda, a la vista de los informes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, podrá autorizar, con carácter excepcional, la reducción de los índices de rendimiento neto 2019 del método de estimación objetiva del IRPF y el régimen especial simplificado del IVA.

El MAPA pondrá a disposición de los damnificados líneas de financiación en las que subvencionará el coste de los avales de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA) que son necesarios para la obtención de préstamos para fortalecer la viabilidad de las explotaciones del sector agrario en situaciones excepcionales. Además, todas las explotaciones y establecimientos agrarios se beneficiarán de bonificaciones y exenciones de cuotas de la Seguridad Social, exenciones en la cuota del IBI y reducciones en la cuota del IAE.

Valencia Fruits. ¿Cuándo van a hacerse efectivas las ayudas?

Luis Planas Puchades. En el caso del seguro agrario, y más en casos excepcionales y catastróficos como este, Agroseguro moviliza a un mayor número de peritos y agiliza al máximo los trámites para que los agricultores puedan cobrar las indemnizaciones entre los 30 y 40 días. En el caso de la reducción de módulos, aunque se refiere a la declaración para 2019, es el próximo año cuando el Ministerio de Hacienda, a la vista de los informes de Agricultura, publicará la orden que fija el porcentaje de reducción correspondiente por cultivos y zonas.

“Cuidar el contacto con las personas y ofrecer una atención personalizada son elementos clave en los negocios y ferias como Fruit Attraction lo potencian y lo hacen posible”

Valencia Fruits. Este mes se celebra la undécima edición de Fruit Attraction, la feria por excelencia del sector hortofrutícola español, un referente a nivel mundial. ¿En qué va a consistir la participación del Ministerio?

Luis Planas Puchades. Fruit Attraction es para el Ministerio una cita ineludible. Participamos en ella desde su creación, convencidos de que encuentros como Fruit Attraction son imprescindibles para intercambiar opiniones, analizar tendencias, promocionar las frutas y hortalizas españolas y mejorar su posición en los mercados. El Ministerio dispondrá de un estand en el que bajo el lema #alimentosdespaña: #explora, #saborea, #comparte, #disfruta, se fomentará el consumo de frutas y hortalizas entre la población, como alimentos fundamentales de una dieta equilibrada, y se colaborará con el sector ayudando en la comercialización y en la exportación de estos productos. Dentro del expositor institucional habrá habilitado un espacio polivalente donde durante los tres días que durará la feria se van a realizar elaboraciones en vivo de tapas y degustaciones populares, a partir de nuestras frutas y hortalizas. Asimismo, este espacio se pondrá disposición de distintas agrupaciones y entidades del sector para dar a conocer sus actividades en el campo de la producción y promoción de las frutas y hortalizas. Además, por primera vez, se visionará en una gran pantalla ubicada en el stand un vídeo que mostrará la destacada imagen del sector hortofrutícola español, incidiendo en la producción medioambientalmente sostenible, relacionando al sector de las frutas y hortalizas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Valencia Fruits. Una feria de estas características nos hace hablar de la situación de los mercados. El sector hortofrutícola español insiste en la necesidad de abrir nuevos mercados y diversificar los destinos de comercialización para ‘desatascar’ los mercados europeos. ¿Qué protocolos se están negociando actualmente?

Luis Planas Puchades. El sector agroalimentario español tiene una clarísima vocación internacional. Las empresas españolas exportan alimentos por valor de más de 50.000 millones de euros. Por eso continuamos trabajando en la apertura de nuevos mercados para el conjunto del sector agroalimentario y, particularmente, también para el hortofrutícola. España es una gran potencia en frutas y hortalizas. Somos el primer país productor de la UE, con el 25% del total y el sexto a nivel internacional. Respecto a futuros acuerdos con países terceros, la Unión Europea trabaja intensamente en la apertura de nuevos mercados. Así, después del acuerdo alcanzado con Corea y posteriormente con Canadá, de la puesta al día del acuerdo con México, del acuerdo con Japón y del reciente acuerdo político con el bloque Mercosur —que entrará en vigor dentro unos años—, se están finalizando los nada sencillos procesos de negociación de otros acuerdos comerciales, como son el de Vietnam o los de Australia y Nueva Zelanda. Se está conformando una red de acuerdos comerciales que, en un momento como este, permite a España tener unas perspectivas claras desde el punto de vista exportador en el ámbito agroalimentario.

“Existe un gran potencial de crecimiento de las exportaciones españolas a países terceros”

Valencia Fruits. ¿Cuáles cree que son los mercados a los que debe mirar el sector hortofrutícola español?

Luis Planas Puchades. Los países asiáticos, sobre todo China e India, son mercados prioritarios para el sector hortofrutícola en general. Se trata de países emergentes, con una clase media creciente y de mayor poder adquisitivo, que demanda productos de calidad. El Gobierno trabaja en la apertura de nuevos mercados de países terceros para la exportación de frutas y hortalizas, siguiendo las prioridades que se definen en el seno del Grupo de Trabajo para la Internacionalización del Sector Agroalimentario (GTISA), que es un instrumento de coordinación interministerial (Ministerio de Industria, Comercio y Turismo así como el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación) en el que se establecen estrategias junto con el sector exportador español para avanzar en la internacionalización. El objetivo es buscar soluciones efectivas a los problemas con que se encuentran nuestras empresas agroalimentarias a la hora de comenzar a exportar a un nuevo destino o de consolidar su presencia internacional. La casuística de productos y países es muy variable. Existe gran interés, como ya he indicado antes, en la apertura de nuevos mercados en los países emergentes asiáticos. En este campo, se está trabajando para la negociación de requisitos fitosanitarios, con el de conseguir la apertura de los mercados para otras frutas en China. Sin olvidar otros importantes mercados como puede ser la apertura de fruta de pepita en México, cerezas y manzanas a Argentina o fruta de hueso a EEUU.

Valencia Fruits. Uno de los destinos más atractivos entre estos nuevos mercados es China. Tras culminarse el protocolo de la uva de mesa, ¿cuál será el siguiente cultivo en negociar su acceso al mercado chino?

Luis Planas Puchades. Estamos ante un proceso continuo, que nunca se para, sin embargo, este mercado tiene también sus particularidades. La administración china tiene como norma avanzar solo con un expediente y, por tanto, no inicia uno hasta que no ha finalizado el anterior. Una vez finalizado el expediente de la uva de mesa, se envió a las autoridades chinas los dosieres correspondientes a cereza y caqui como candidatos para continuar. En estos momentos estamos esperando su decisión, que dependerá de la disponibilidad de sus diferentes equipos. China es uno de los mercados más importantes por población, más de 1.000 millones de habitantes, pero no solo negociamos con este país en Asia. Así por ejemplo se han abierto en los últimos meses las exportaciones de uva, en Vietnam; cereza, en Tailandia; y se ha aprobado el tratamiento de frío para exportar fruta de hueso a India. Seguimos negociando, por ejemplo, en Vietnam la entrada al país de caqui y cítricos; de manzana a Taiwán; o, con la aprobación del tratamiento de frío en tránsito para poder exportar también a India otras frutas como caqui y cítricos. Se trata siempre de un proceso largo que no tiene nunca final, ya que mantenemos abiertas negociaciones diferentes con distintos países y cuando se acaba una siempre hay otra detrás.

Luis Planas

El Ministerio ha trabajado con las comunidades autónomas y agentes del sector para desarrollar un Plan de Medidas para el sector citrícola español. / MAPA

Valencia Fruits. En el ámbito internacional también encontramos la realidad del incremento de las importaciones hortofrutícolas procedentes de países terceros en, según señalan los operadores españoles, desigualdad de condiciones y en coincidencia con los calendarios españoles.

Luis Planas Puchades. En efecto, las estadísticas señalan un aumento en los últimos años de las importaciones de frutas y hortalizas de países terceros tanto en territorio español como a la Unión Europea, con calendarios coincidentes con nuestras producciones en algunos casos, pero de manera complementaria en otros. No obstante, hay que recordar que en este mismo periodo las exportaciones españolas de frutas y hortalizas también han aumentado de manera muy importante. Los países productores, al igual que sucede con el nuestro, están haciendo esfuerzos en desarrollar su sector hortofrutícola motivados por, entre otras cuestiones, las oportunidades que brindan los acuerdos bilaterales preferenciales de la Unión Europea con muchos de ellos. Pero esto no debe desincentivar al sector hortofrutícola español, sino que debe percibirse como una vía más para seguir manteniendo su competitividad, no en vano es el principal sector de la agricultura española en términos económicos y más del 50% de su producción se destina a exportación. Entonces, los acuerdos comerciales deben servir para que el sector hortofrutícola español, excesivamente dependiente del mercado de la Unión Europea y países europeos limítrofes, se oriente hacia la búsqueda de nuevos mercados, así como en la potenciación de otros ya abiertos, lo cual además le supone un mayor valor añadido. Con carácter general existe todavía un gran potencial del crecimiento de las exportaciones de nuestro país a diferentes países terceros. Además de tener la fortaleza de su clara vocación exportadora, nuestro sector de frutas y hortalizas ofrece una gran variedad de productos, variedades y calendarios, producidos además de una manera sostenible y con calidad de acuerdo con el modelo de producción europeo, lo que sin duda es un elemento diferenciador de nuestras exportaciones que las confiere un valor añadido.

“Hemos solicitado a la CE que evalúe los impactos positivos y negativos del acuerdo con Mercosur”

Valencia Fruits. Uno de los aspectos que ha levantado más susceptibilidades en los últimos meses ha sido el acuerdo con Mercosur. Desde el punto de vista puramente agrícola, ¿en qué podemos salir perjudicados? ¿En qué nos beneficia?

Luis Planas Puchades. Los acuerdos de libre comercio de la Unión Europea con países terceros pueden suponer un importante motor de crecimiento económico y generación de empleo para los diferentes Estados miembros, ya que permiten la apertura de nuevos mercados. No obstante, quisiera precisar que estos acuerdos deben ser equilibrados y beneficiosos para ambas partes, teniendo siempre en cuenta la sensibilidad de las producciones comunitarias más vulnerables. Para el sector agroalimentario español, que cuenta con una clara vocación exportadora, los acuerdos de libre comercio constituyen una gran oportunidad para llevar a nuevos mercados unos productos caracterizados por su excelente calidad. De hecho, las exportaciones agroalimentarias españolas alcanzaron en 2018 un valor de 50.349 millones de euros, un 0,6% superior al ejercicio anterior. Entre los productos exportados con mayor valor destacan la carne de porcino, cítricos, aceite de oliva, vino y mosto, y otras hortalizas frescas. En ese contexto, el acuerdo entre la UE y los países de Mercosur constituye una gran oportunidad de negocio para las empresas españolas, ya que se podrá acceder a un mercado de más de 260 millones de consumidores, de los que casi 55 millones hablan español. En concreto, este acuerdo va a suponer la eliminación progresiva de aranceles para un gran número de productos de interés para España, como aceite de oliva, productos lácteos, algunas frutas y hortalizas (peras, melocotones, kiwis y manzanas), vino y bebidas espirituosas. Sin duda, esta eliminación de aranceles significará una clara ventaja competitiva para nuestros exportadores.

Como es natural, en un acuerdo de estas características con países potentes desde el punto de vista agrícola, existen intereses que hay que proteger. Por ello, hemos solicitado a la Comisión Europea que evalúe los impactos positivos y negativos del acuerdo con Mercosur para los distintos sectores agroalimentarios para diseñar políticas que les hagan más competitivos. La propia Comisión ha recordado que, además de los instrumentos de la PAC previstos, existe la posibilidad de apoyar a los sectores más vulnerables en caso de perturbaciones del mercado.

Valencia Fruits. En las importaciones de países terceros una de las reivindicaciones más recurrentes es la diferente regulación en fitosanitarios. En Europa es muy estricta, pero se permite la entrada de productos tratados con materias activas que aquí están prohibidas, ¿cómo puede explicarse esto?

Luis Planas Puchades. La normativa comunitaria establece para todos los productos fitosanitarios un Límite Máximo de Residuos (LMR) que garantiza la seguridad para el consumidor. Estos Límites de Residuos deben cumplirlos inexorablemente tanto los productos europeos como los importados. Los controles los realizan los inspectores en las fronteras comunitarias. También en nuestro caso los realizan los servicios competentes de las comunidades autónomas en el mercado interior y que, por supuesto, incluye los productos importados que se encuentren en el mercado. Cuando un producto fitosanitario se cancela en la UE con carácter general se elimina el Límite de Residuos, lo que significa que ninguna fruta y hortaliza importada puede contener residuos y de facto limita el uso del producto fitosanitario en cuestión en los países terceros. El debate en esta cuestión no es la seguridad del consumidor, que queda asegurado por los LMR, el debate es la posibilidad de utilizar las mismas herramientas, y eso está dentro del concepto de reciprocidad que defendemos.

“Existe un consenso social y político a nivel europeo para hacer un uso sostenible de los productos fitosanitarios”

Valencia Fruits. La regulación de las materias activas en España es cada vez más restrictiva y el registro de sustancias cada vez más exigente ¿Cuál es el futuro de los fitosanitarios y en qué dirección considera que deben trabajar los investigadores?

Luis Planas Puchades. Esta cuestión está sometida a la normativa comunitaria. No es la normativa española la que es más restrictiva, sino la europea. La española es un simple reflejo de la misma. Existe un amplio consenso social y político a nivel europeo desde hace años para realizar un uso sostenible de los productos fitosanitarios. Uso sostenible significa usar exclusivamente lo que sea necesario, solo cuando sea necesario y utilizando siempre productos que tengan el menor impacto en el medio ambiente y en la salud de las personas. Este concepto está recogido en una Directiva de obligado cumplimiento del año 2009. En esta línea todas las estrategias y las regulaciones tienen como objetivo disponer de productos autorizados de menor impacto y, por tanto, estamos eliminando aquellos que no pasan los criterios, muy estrictos, fijados a nivel europeo.

Por otro lado, estamos favoreciendo las estrategias que conducen a hacer un uso correcto de los productos fitosanitarios: con formación obligatoria para los aplicadores, con la obligatoriedad de que los agricultores sean asesorados por especialistas a la hora de establecer la necesidad de realizar un tratamiento fitosanitario, con la publicación de un más de 50 guías de gestión integrada de plagas para otros tantos cultivos, con la obligatoriedad de recoger los tratamientos en los libros de explotación y con un sistema armonizado de control en todo el país. Y es algo que va a continuar.

Debemos seguir trabajando en dos líneas claras: disponer de productos más modernos y de menor impacto, y generalizar la aplicación del concepto de Gestión Integrada de Plagas que se traduce en utilizar todas las herramientas disponibles, y no solo las químicas, para luchar contra las plagas (prevención, gestión de los cultivos, nuevas variedades, lucha biológica, etc.).

Valencia Fruits. ¿Qué peso tiene actualmente el sector primario en la economía española?

Luis Planas Puchades. El sector agroalimentario español genera un valor que se sitúa por encima de los 100.000 millones de euros anuales, de los que algo más de 30.000 millones corresponden a la rama agraria y el resto a industria agroalimentaria, transporte y distribución. Un sector clave para la economía española, ya que aporta cerca del 10% del PIB, casi un 11% si se añaden los productos pesqueros. Con una balanza comercial positiva, la exportación de productos agroalimentarios y productos pesqueros y forestales, supera los 50.000 millones de euros. Cifras que muestran un crecimiento continuado en los últimos años y que sitúan a España en el 4º puesto como exportador agroalimentario de la UE y el 8º, a nivel mundial. Pero no todo hay que medirlo en valores económicos.

También hay que destacar los aspectos sociales y territoriales de este sector. La importancia social del sector alimentario en España se refleja en los 2,6 millones de empleos directos e indirectos que aporta, de los cuales 800.000 son empleos directamente en el campo y más de medio millón en la industria (18% del empleo industrial). Su relevancia territorial es otro factor a tener en cuenta, ya que estas empresas suelen localizarse en el medio rural, cercanas a las materias primas, y, por tanto, son difícilmente deslocalizables. Las cooperativas son todo un ejemplo de estas empresas rurales que, con su actividad ligada al territorio, contribuyen a frenar el despoblamiento.

Valencia Fruits. El año pasado la campaña de cítricos fue calificada como la “tormenta perfecta”. O la peor campaña de la historia. ¿Cómo se presenta esta campaña?

Luis Planas Puchades. La previsión de producción de cítricos para esta campaña 2019/2020 es de 6,3 millones de toneladas, un 17% inferior a la pasada campaña y un 8% por debajo de la media, en espera de las revisiones que se deriven del impacto de la gota fría. En este contexto, si tenemos además en cuenta las medidas que ha puesto en marcha el Ministerio, en colaboración con el sector y las comunidades autónomas, es de esperar una recuperación de los precios.

Valencia Fruits. Tras la pasada campaña citrícola, se comentó la necesidad de adoptar medidas estructurales para garantizar el futuro de la citricultura. ¿Qué pasos han dado en este sentido tanto el sector como el Ministerio de Agricultura?

Luis Planas Puchades. Desde el primer momento he seguido con profunda preocupación la situación por la que estaba atravesando el sector de los cítricos de nuestro país. Este asunto ha sido uno de los considerados de primer orden en mi agenda y, como tal, hemos trabajado sin escatimar esfuerzos, utilizando todos los instrumentos que nos otorga la reglamentación comunitaria y explorando todas las posibilidades que contribuyeran a la estabilidad del sector, y consecuentemente a salvaguardar la renta de los agricultores. En solo unos días, desde que el sector comunicó al Ministerio la coyuntura desfavorable por la que estaba atravesando, de común acuerdo y a efectos de posibilitar la regulación del mercado, se autorizó la retirada de un cupo de 50.000 toneladas de cítricos. Además, consideramos que había que llevar a cabo una reflexión profunda entre todos los agentes del sector y las administraciones competentes, para analizar tanto los problemas coyunturales de la pasada campaña, como los estructurales, para realizar un diagnóstico de la situación y determinar las herramientas para afrontarlos.

Valencia Fruits. Como Ministro en funciones, ¿qué desea transmitir a los que conforman el sector hortofrutícola español en estos tiempos tan complejos con tantos frentes abiertos?

Luis Planas Puchades. El sector hortofrutícola español es un sector moderno, que se adapta a las vicisitudes del mercado. Son muchos los retos como el medioambiental, el Brexit, aumentar el consumo, pero son todavía más las oportunidades, ya que se trata de un sector con un modelo de producción reconocido en los mercados exteriores, con gran potencial exportador, enfocado en la calidad y con producciones cada vez más sostenibles para atender a las nuevas exigencias del consumidor.

Luis Planas

Intervención de Luis Planas en la pasada edición de Fruit Attraction. / Óscar Orzanco

Fruit Attraction

“Fruit Attraction es una feria comercial ideada por y para los productores y exportadores de frutas y hortalizas y, por lo tanto, es uno de los mejores escaparates para el sector hortofrutícola español y para conocer nuevas tendencias y ver hacía dónde se mueve este sector, el más importante de la rama agraria.

Es la primera feria en importancia para el sector en España y una de las más importantes a nivel comunitario, solo por detrás de Fruit Logistica de Berlín. Es decir, esta feria es el principal instrumento de promoción para el sector, además de un foro de encuentro para toda la industria hortofrutícola sector agroalimentario internacional.

La tecnología, la innovación, en definitiva, la digitalización son elementos fundamentales para incrementar la competitividad, para aumentar la eficiencia de los procesos productivos, pero no debemos olvidar que detrás de todo eso está el factor humano que, aunque las sociedades sean cada vez más tecnológicas, sigue siendo imprescindible. Cuidar el contacto con las personas y ofrecer una atención personalizada son elementos clave en los negocios y ferias como Fruit Attraction lo potencian y lo hacen posible.

A los organizadores, les quiero transmitir mi más sincera enhorabuena por organizar una feria que crece año tras año y que este año llegará a las más de 1.800 empresas expositoras directas y que congregará a unos 90.000 profesionales de más de 130 países.

Los expositores saben que están en la mejor plataforma mundial para su negocio, porque es, como he dicho antes, el mejor escaparate para el sector hortofrutícola y a los visitantes les digo que disfruten y que hagan negocio, que compren, porque tienen ante sí las mejores calidades. En España, el sector hortofrutícola cuenta con más de 60 figuras de calidad diferenciadas de frutas y hortalizas frescas o transformadas”.

El fututo de los cítricos

“Fruto de un intenso trabajo entre las comunidades autónomas, el sector y el MAPA, el 2 de abril se presentó un Plan de Medidas, compuesto por 16 acciones, para el sector citrícola español. Algunos de los objetivos que componen estas medidas están enfocados a dotar al sector de herramientas, a corto plazo, para afrontar aquellos aspectos relacionados con la liquidez de las explotaciones, y a medio plazo, para impulsar la organización del sector y mejorar la comercialización. El plan se está ejecutando conforme a los calendarios planificados, pero nos estamos enfrentando con un arduo trabajo, pues hay mecanismos que no se pueden cambiar con inmediatez. Pero no le quepa ninguna duda que, como ya le he indicado, no escatimaremos esfuerzos para recuperar el liderazgo de nuestro sector citrícola. Hoy, para ser líderes, hay que estar informados, organizados y vertebrados. En este sentido, la interprofesional Intercitrus tiene que ejercer su papel, funcionar de verdad, y realizar campañas de promoción para las cuales existe financiación comunitaria. Estoy convencido, y en eso estamos trabajando, de que estamos ante un sector con futuro y para ello son imprescindibles estrategias conjuntas y el compromiso del propio sector y de las administraciones autonómicas. Juntos somos más fuertes, lograremos más objetivos”.

(*) En la entrevista con el ministro Luis Planas que aparece publicada en el Dossier Fruit Attraction no se hace referencia a la problemática con los aranceles de EEUU debido a que fue realizada con anterioridad al anuncio de estas tasas.

Descargate el dossier de Valencia Fruits decicado a Fruit Attraction