Media España está bajo una ola de frío polar que devuelve las nevadas al norte

Registro suscriptores
Descarga ejemplar top
Efeagro.

La Aemet prevé que las temperaturas mínimas se situarán mañana en valores negativos en 25 provincias españolas

ola de frío polar

La ola de frío polar ha dejado ya las primeras nevadas. / Archivo

La ola de frío polar que hoy ha penetrado por el noreste y se extenderá en los próximos días por gran parte de la Península y las islas Baleares ha dejado ya las primeras nevadas y temperaturas cercanas a los 8 grados bajo cero, lo que ha obligado a activar para este jueves avisos en 30 provincias.

Los termómetros se han desplomado hasta los ocho grados negativos en Ourense y Zamora, hasta los seis en amplias zonas de Castilla y León y han caído por debajo de los cinco grados bajo cero en puntos de Castilla-La Mancha.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que las temperaturas mínimas se sitúen mañana en valores negativos en 25 provincias de ambas Castillas, Extremadura, Cataluña, Andalucía, Aragón, La Rioja, Galicia y Navarra, y que las máximas no superen los 2 grados en Burgos y los 4 en Ávila, Huesca, Palencia, Pamplona, Segovia, Soria, Teruel, Valladolid y Vitoria.

El viernes de madrugada se podrían alcanzar incluso los 10 o 12 grados negativos de mínima en puntos de ambas mesetas y en el entorno de los sistemas montañosos.

“Lo más significativo es la bajada de las temperaturas máximas, que ha terminado con la amplitud térmica de la última semana, en que se registraron hasta 20 grados de diferencia, y que deja un ambiente gélido durante todo el día”, ha explicado a Efe Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Además, el cierzo y la tramontana soplan con fuerza de componente norte, “lo que incrementa la sensación de frío en muchas zonas”.

Este miércoles, la racha máxima, de 101 kilómetros por hora, se ha medido en Espolla (Girona), seguida de Benasque (Huesca) y La Pobla de Benifassà (Castellón), de 93 y 92 kilómetros por hora respectivamente.

La tramontana provoca hoy también una “situación revuelta en la costa”, con olas de más de 4 metros en el litoral de Girona, Mallorca y Menorca, situación que persistirá hasta el viernes y que ha obligado a activar la alerta naranja (riesgo importante).

Por otro lado, las temperaturas mínimas contrastan con los valores máximos de puntos de Andalucía —18 grados en Sevilla y 15 en Córdoba y Málaga— o de Canarias, donde el mercurio se ha situado por encima de los 18 grados y mañana podría subir hasta los 22. “Canarias queda al margen de la situación, con temperaturas máximas por encima de lo normal, aunque las mínimas seguirán por debajo, con una notable amplitud térmica”, según Del Campo.

Este episodio, frío y muy seco, apenas ha dejado precipitación, con 40 litros por metro cuadrado en Ciudad Real y cerca de 9 litros en Cantabria, Guipúzcoa y Navarra, aunque en seis puertos de la red secundaria de La Rioja ya es necesario circular con cadenas por acumulación de hielo o nieve.

“La masa de aire frío entra hoy completamente de componente norte y en su recorrido coge algo de humedad del océano”, ha subrayado el portavoz de la Aemet, lo que favorece la formación de nubes y algunas lluvias de poca importancia en el Cantábrico y Pirineos y nieve en cotas bajas.

Así, “hasta que ese aire entre del noreste con carácter más seco, puede nevar a 300 metros en el País Vasco, Pirineos y Alto Ebro, y a partir de mañana también en Baleares, porque la cercanía del mar humedece el ambiente”.

El portavoz de la Aemet ha subrayado que las temperaturas continuarán en valores muy bajos hasta el sábado, en que la cota de nieve subirá ya hasta los 1.000 metros en las montañas del Cantábrico y se espera alguna precipitación en el extremo norte.

En el resto de España, “no veremos lluvias a corto plazo y al menos hasta el miércoles de la próxima semana seguiremos bajo la influencia de un potente anticiclón, que ya no dejará sin embargo heladas tan importantes”.