Microcápsulas de aceite de ajo morado para prevenir lesiones de endotelio

Descarga ejemplar top
Registro suscriptores
Planasa Ajo
EFEAGRO.

Un estudio analiza el efecto preventivo y/o beneficioso del consumo regular del extracto de aceite de ajo morado sobre la función endotelial

ajo morado

El ajo morado es la variedad con mayor concentración de compuestos bioactivos con un potencial efecto beneficioso sobre la función endotelial. / IGP Ajo Morado de Las Pedroñeras

El Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid realizará un estudio piloto con pacientes para comprobar el efecto preventivo y/o beneficioso del consumo regular del extracto de aceite de ajo morado sobre la función endotelial, a partir de microcápsulas desarrolladas por Ainia y la cooperativa Coopaman.

El instituto tecnológico Ainia ha identificado y seleccionado el ajo morado como la variedad con mayor concentración de compuestos bioactivos con un potencial efecto beneficioso sobre la función endotelial.

Una vez seleccionado, se ha extraído el aceite y se han aplicado innovadoras tecnologías de microencapsulación para proteger las sustancias bioactivas del ajo y conseguir la mayor bioaccesibilidad de sus compuestos bioactivos, según ha informado en un comunicado.

Para realizar los ensayos de las microcápsulas del extracto de ajo morado se ha utilizado el llamado “Digestor Dinámico in vitro” de Ainia, que reproduce el proceso de masticación, digestión estomacal e intestinal, con el fin de cuantificar la cantidad de compuestos bioactivos potencialmente accesibles para el organismo, tras la digestión gastrointestinal.

Una vez obtenido el formato con mayor bioaccesibilidad, la Unidad de Patología Endotelial del Hospital Ramón y Cajal, especialista en la prevención de enfermedades cardiovasculares, será la responsable de comprobar científicamente mediante un estudio piloto in vivo el efecto preventivo y/o beneficioso del consumo regular del extracto de aceite de ajo morado sobre la función endotelial.

El endotelio es un tejido que recubre la zona interna de todos los vasos sanguíneos, incluido el corazón, donde se llama endocardio. Ha dejado de considerarse una simple barrera que contiene al plasma y a las células de la sangre, ya que permite el intercambio de nutrientes y desechos. En un adulto de 70 kilogramos, tiene una longitud de 50 micrómetros y un ancho promedio de 10 micrómetros. Sus células consumen gran cantidad de energía debido a su activo metabolismo. La superficie de las células endoteliales está recubierta de receptores que permiten al endotelio realizar múltiples funciones, las cuales se encuentran en continua investigación. Por eso la disfunción endotelial es la responsable de numerosas enfermedades como la arteriosclerosis, la hipertensión arterial, la sepsis, la trombosis, la vasculitis, hemorragias, etc.

Pocos estudios científicos

El ajo es uno de los componentes esenciales de la dieta mediterránea, prototipo de alimentación cardiosaludable. Sin embargo, en la actualidad existen pocos estudios científicos que avalen los efectos concretos de este producto en el organismo.

Ahora, el proyecto “Beneficios potenciales sobre la función endotelial Endotallium” ha estudiado los efectos del consumo regular del ajo morado en el sistema cardiovascular, en concreto en la prevención de lesiones relacionadas con el endotelio (tejido que recubre la zona interna de todos los vasos sanguíneos y el corazón).

Este proyecto está liderado por la cooperativa Coopaman SCL, dedicada a la comercialización de ajos, y cuenta con la participación de Ainia y la Unidad de Patología Endotelial de la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Fibiohrc).

La empresa Coopaman ha sido la responsable de valorizar las propiedades del ajo mediante el análisis de la composición de los compuestos bioactivos presentes en diferentes variedades, y también ha evaluado la influencia de las variables del proceso de extracción del ajo sobre su composición. Además, participará en el estudio de la estabilidad de los compuestos bioactivos durante su vida comercial, así como en las pruebas con consumidores.

El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016.